Cuando el pasado nos visita algunos famosos quieren salir por la ventana. Y es que no todos están muy felices de lo que hicieron años atrás. A esta circunstancia se suma Internet. Y es que lo que está en la red es muy complicado de eliminarlo. Pasado e Internet son dos ingredientes que cuando se juntan puede ser el peor plato para un famoso. Esto es lo que le ha pasado a  esta instagramer de moda. Hemos visto una fotos de Paula Echevarría sin ropa que ella  no logra borrar de Internet.

La profesión de actriz es dura. Sobre todo en los comienzos. Son muchos los actores y actrices que han tenido que hacer muchas cosas para poder salir adelante. En muchas ocasiones “por exigencias del guion” hemos visto a famosas desnudas. La hemeroteca y la cineteca son duras. Son imágenes que nunca se van. Y lo mismo ocurre con Internet. Cuando unas fotos circulan por la red es muy complicado alejarlas. En este caso las de Paula Echevarría sin ropa son de las más cotizadas.

Paula Echevarría es ahora una reconocida famosa. Su profesión es la de actriz, aunque es cierto que en los últimos años se la conoce más por su vida rosa que por su carrera laboral. En Instagram ha encontrado un filón. Todo lo que toca lo convierte en oro. Por eso, prefiere promocionar marcas en su perfil que tener que someterse a castings. Y eso que su currículum es amplio. Y claro, el paso del tiempo es para todos, por eso también se puede comprobar su antes y después.

Paula Echevarría y sus series de televisión

Se hizo famosa por hacer sus primeros pinitos en series como El Comisario, Gran Reserva o más recientemente Velvet, donde pegó el pelotazo con una de las series que más ha gustado en los últimos años. ¿Recuerdas el papel que tuvo? Allí daba vida a Ana Rivera López de Marquéz, una joven costurera, que a base de amor y trabajo llegó a codearse con las más altas esferas. Y todo ello mientras luchaba por el amor de Alberto Márquez Navarro, personaje interpretado por Miguel Ángel Silvestre. Ahora con su cancelación por Movistar+ se ha creado mucha polémica entre los fans.

Paula Echevarría sin ropa en una película

Sin embargo, todos tenemos un comienzo. Y el suyo parece que no le gusta mucho, sobre todo porque podemos ver a Paula Echevarría sin ropa. Fue en una película que se llamaba El chocolate del loro donde interpretaba a una joven llamada Patricia. En una de las escenas se la pudo ver tal y como Dios le trajo al mundo. Y esas son las imágenes que a Paula le gustaría borrar de Internet, pero no lo consigue. Y creemos que no lo conseguirá nunca.

Paula Echevarría sin ropa en una película

En estas imágenes vemos a una Paula Echevarría sin ropa tumbada en la cama. Está descansando después de una noche de pasión con su pareja. Se la puede ver cómo duerme, pero ojo, sin nada. En esta ocasión la asturiana no necesita ni pijama ni nada. No sabemos si esa será su habitual forma de irse a la cama. Pero en esta ocasión en esta película la hemos visto cómo suponemos que ahora la verá Miguel Torres, y como durante muchos años la vio David Bustamante.

Paula Echevarría en el Chocolate del Loro

Como es lógico, tiene un cuerpazo de 10 y en la cama se la ve muy cómoda. Pero no es la única imagen de la película donde vemos a Paula Echevarría sin ropa. Ya que en otra de las escenas mantiene una relación con mucha pasión con el otro protagonista de la película. En esta ocasión tiene un sujetador negro muy elegante y que realza su excelente pecho. Unas imágenes que Paula pagaría porque desaparecieran de la faz de la tierra. Pero lo sentimos cariño, esas imágenes son la alegría de todas tus fans.

La mentalidad de Paula Echevarría

Echevarría es una persona que siempre se ha definido como tímida. Por eso no es habitual verla protagonizando portadas de revistas sexys o atrevidas. Vamos que no haría como Cristina Pedroche cuando sale y lo da todo sin sujetador. Por eso nos llamó la atención ver a Paula Echevarría sin ropa, sin embargo, cuando te enteras de que es su inicio de carrera, pues entiendes todo.

Dudamos mucho de que pueda volver a protagonizar escenas de este tipo en el cine. Aunque está claro que nunca puedes decir “de esta agua no beberé”, y menos en el mundo del espectáculo y con dinero por delante.