Esta es la mujer perfecta según la ciencia

Sobre la belleza femenina se han escrito ríos de tinta y la verdad es que encontrar un canon de belleza único es imposible, puesto que los gustos no son los mismos en todos los lugares del mundo ni en todas las culturas. Sin embargo, un reciente estudio parece haber hallado a la mujer perfecta.

Recientemente la Universidad de Texas se puso a investigar sobre el cuerpo femenino con el fin de encontrar la que podría ser la mujer perfecta y parece que la han encontrado en Kelly Brook.

la mujer perfecta

Si piensas que la mujer más perfecta del mundo tiene que ser modelo estás en lo cierto, pero quizá no el tipo de modelo en la que estás pensando. Lo cierto es que Kelly Brook es una modelo de tallas grandes o modelo curvy.

Está alejada del 90-60-90 que durante años se ha impuesto en las pasarelas. Kelly mide 1,68 cm y tiene unas medidas de 99-63-91. El estudio de la Universidad de Texas ha concluido que estas medidas son totalmente armónicas y saludables.

Para conseguir el resultado se ha prestado atención a diferentes partes del cuerpo como el pecho, las caderas, las piernas, la cintura, el rostro y hasta el cabello. Después de los análisis realizados el cuerpo que más se aproximaba al 10 era el de Kelly.

De ella el estudio afirma que es totalmente natural y científicamente perfecta. Lo curioso es que la mujer perfecta tenía problemas cuando iba al colegio y sus compañeros se metían con ella porque era muy rechoncha.

Unos malos recuerdos que Kelly ha logrado superar. Ese cuerpo que otros veían rechoncho a ella le ha permitido triunfar en el mundo de la moda, acumular miles de seguidores en sus redes sociales y ahora ser considerada por la ciencia como la mujer más perfecta del mundo. Algo que seguramente no hubiera logrado si se hubiera acomplejado por los comentarios negativos y hubiera optado por adelgazar.

El caso es que Kelly Brook está muy orgullosa de su cuerpo y así lo muestra en todas y cada una de las fotos que comparte con sus seguidores a través de las redes sociales. En bañador o con ropa elegante, ella siempre luce la mejor de las sonrisas

La británica de 37 años no sólo es modelo, sino que también trabaja como actriz y como presentadora, sin lugar a dudas puede decirse que tanto sus curvas como su cuerpo en general la han hecho llegar muy lejos, rompiendo todos los moldes y los cánones de belleza que se han instalado en la sociedad últimamente.

Comentarios
¡Síguenos en Facebook!