Pegaso "Bacalao", otro de los olvidados españoles

Pegaso Bacalao

El “bacalao” (“Codfish”) fue el apodo que se le dió por los empleados de la fábrica de Pegaso, un camión con forma de monovolumen y que es muy apreciado hoy por coleccionistas, ya que sólo se llegó a construir una unidad (no obstante, otras fuentes indican de que había dos, pero es bastante improbable).

Fue fabricado en el año 1952 y su destino era servir de camión de asistencia y transporte a los coches deportivos Pegaso Z-102 en sus idas y venidas a las competiciones. En su interior podía llevar hasta dos de esos coches, y sus proporciones para la época eran verdaderamente colosales: 11 metros de largo, 3.5 metros de alto y 2.5 metros de ancho.

Pegaso Bacalao

El puesto de conducción se situaba en el centro de la cabina, encima del motor, detrás del cual se incorporaba un lavabo. Estaba construido con un bastidor de autobús pegaso Z-401, y aunque al principio lo propulsaba un motor de gasolina, pronto sería sustituido por un motor Diesel de Pegaso con 140 CV de potencia. El cambio era de cuatro marchas con la reductora sobre la columna de dirección.

Este curioso camión de asistencia viajó durante los primeros años de la década de los 50 a muchas competiciones en Francia e Italia, además de, obviamente, en España, hasta que fue dejando de usarse cuando la empresa nacional ENASA, propietaria de Pegaso, se centra en la fabricación de camiones y autobuses. Entonces se usó para el servicio de asistencia técnica durante algún breve tiempo, pero luego se dejó abandonado por los alrededores de la factoría de La Sagrera (Barcelona). Actualmente no se conoce su ubicación, aunque todo apunta que podría haber sido desguazado hace bastante tiempo.

Pegaso Bacalao

Pegaso Bacalao

Pegaso Bacalao

Alcance de la noticia: España
Referencias: Orbita