Las mayores temeridades al volante

Son muchas las temeridades al volante que se van sucediendo cada día. Momentos que, aunque se sigan haciendo, deberían de terminarse. Más que nada porque nos pueden dejar con graves accidentes que lamentar. Pero parece que todavía hay personas que no son conscientes de ello.

No lo decimos nosotros, sino que las temeridades al volante hablan por sí solas. Hoy hemos hecho una recopilación de las más impactantes que ya circulan por la red. Momentos que podrían haber sido fatales y que hay que evitar a toda costa. ¿Conduces tú de la misma manera que nuestros protagonistas?.

Sentido contrario

temeridades-al-volante

Una de las temeridades al volante más frecuente, por desgracia es ésta. Sin duda, la gente siempre tiene mucha prisa, aunque en algunos casos, acaban parando en un bar o en un centro comercial. Es decir, no es prisa como tal. Sí es cierto que cuando nos encontramos con una caravana, los nervios comienzan a agitarse. Pero es algo normal, a nadie le gusta estar esperando un buen rato que se pueda circular con normalidad.

Ahí entra en juego la paciencia. Pero nunca se debe hacer lo que este conductor ha hecho. Unas imágenes que, sin duda, han dado la vuelta al mundo. En lugar de esperar su turno, se adentró en el carril contrario. Cruzando una doble continua, al mismo tiempo que circula en el sentido contrario. No hay más excusas, ya que si llega otro coche por sorpresa y de frente, seguro que se echarán todos las manos a la cabeza. ¡No sería para menos!.