Gasolina o Diésel: Éste es el motor que debes utilizar

¿Gasolina o Diésel?. Quizás es una de las grandes dudas que surgen al comprar un coche. Sin duda, tenemos que pararnos a pensar antes de actuar. Si bien el modelo del coche es algo que quizás lo tengamos más claro, el motor de gasolina o diésel, siempre genera más quebraderos. Hoy te dejamos con las ventajas y desventajas de los mismos.

Vas a tener que apuntar varias cosas a tener en cuenta. Entre ellas podemos destacar el uso o los kilómetros que harás. Más que nada, pensando en tu estilo de vida. Partiendo de ello, seguro que tenemos la respuesta más cerca de lo que podamos pensar. No te pierdas la mejor comparativa para que las dudas queden en un segundo plano.

diesel-o-gasolina

El rendimiento del motor Gasolina y Diésel

El rendimiento del motor es una de las primeras cosas a tener en cuenta. Hoy en día, hay que decir que la gran mayoría de los motores Diésel cuentan con una tecnología denominada Common Rail. Se trata de un sistema de inyección de lo más fiable. Partiendo de ello, el rendimiento será más que perfecto, que va unido al consumo y también a mejorar el ruido del motor. Se dice que los de gasolina con cuentan con estas ventajas. Algo que se puede traducir en tener más complicaciones a la larga. Lógicamente no es algo totalmente fiable, porque a veces, pasamos por el taller antes de lo previsto, teniendo uno u otro motor. Recuerda que el Diésel tiene ventajas, pero su reparación será un 4% más cara. La aceleración también será mayor en todos aquellos motores de gasolina.

Diferencia de precios entre el Diésel y Gasolina

La composición es realmente la que determina esa diferencia de precios entre ambos. Sin duda, la mecánica es mucho más complicada en los Diésel. Son menos contaminantes y se les añade el turbo, así que, detalle a detalle hacen que se encarezcan un poco a la hora de tener que comprar un coche u otro. Parece que tenemos más condiciones a la hora de optar por un Diésel.

¿Qué motor debo utilizar?

Si tienes un uso medio o alto de tu coche, entonces sí puedes optar por un motor Diésel. Aunque en un primer momento será más caro, por todo lo que hemos visto, a la larga será más económico. Eso sí, tendrás que hacer unos cuantos kilómetros al año para poder ver dicho ahorro. Si haces entre los 20.000 o 25.000 kilómetros al año, entonces el Diésel será tu mejor elección. Sino, mejor que optes por el de gasolina. Aunque como vemos, la decisión final es un tanto subjetiva.