El auto de choque más veloz del mundo supera los 150 km/h

Colin Furze es un ingeniero e inventor británico que ha batido un récord Guinness con su última creación. Furze es uno de los YouTubers con más seguidores en la Red. Actualmente dispone de más de 4 millones de suscriptores de su canal, y es que se lo ha ganado a pulso con sus locas creaciones.

En su última peripecia, Furze ha rescatado un auto de choque de los años 60 y lo ha transformado en toda una máquina capaz de poner en aprietos a más de un vehículo en los circuitos. Así es cómo Colin Furze ha ganado un récord Guinness con el auto de choque más veloz del mundo.

Colin Furze y la BBC juntos en el auto de choque más veloz del mundo

Tras el invento de Colin Furze está la cadena británica BBC, aunque más concretamente el programa sobre motor Top Gear. Y es que el reto que proponían desde el popular programa al inventor era transformar algo lento en algo muy rápido. Así que, ni corto ni perezoso, a Colin Furze se le encendió la lucecita en su cabeza e ideó su próximo proyecto: el auto de choque más veloz del mundo.

Tras rescatar una unidad de los años 60 y quitarle el motor eléctrico, Colin se puso manos a la obra para insertarle un nuevo motor que fuese capaz de batir un récord Guinness. Y para ello la elección estaba clara: quería meter en el chasis del auto de choque un motor Honda de 4 cilindros con 100 cv que teóricamente debería alcanzar una velocidad máxima de 150 mph. O lo que es lo mismo: 241 km/h de punta.

Tras restaurar todo el chasis y reforzar sus partes internas, Colin Furze ya estaba listo para poner a prueba el auto de choque más veloz del mundo. Y, como no podía ser de otra manera, el invento no defraudó. El vídeo en el que se realiza la prueba —y que está colgado en YouTube—, se puede apreciar cómo la primera prueba la realiza el propio inventor, dejando paso a The Stig en la prueba real.

Consiguiendo el Récord Guinness al auto de choque más veloz del mundo

La prueba en pista consistió en dos vueltas. En una de ellas se consiguió una velocidad máxima de 107,39 mph (172,82 km/h), mientras que en una segunda vuelta, el vehículo —con The Stig como piloto— se conseguía una velocidad más moderada: 93,28 mph o lo es que lo mismo, 150,12 km/h. Por lo tanto, la media de ambas vueltas daba como resultado el nuevo Récord Guinness con una velocidad máxima de 100,34 mph o 161,48 mk/h.

La jueza (Lucia Sinigagliesi) que registraría este nuevo récord en la organización británica, quedó impresionada ante tal hazaña. Y declaraba que normalmente están acostumbrados a ver a the Stig subido en un deportivo y haciendo pruebas en los circuitos. Pero que ver cómo se subía a lomos de este auto de choque y conducirlo a 160 km/h ha sido muy fascinante. Asimismo, la jueza también ha alabado a Colin Furze por sus conocimientos de ingeniería y cómo con sus inventos hace pasar un buen rato al público.

Otras creaciones locas de Colin Furze

Como ya habrás supuesto, las creaciones de Colin Furze son muchas. Y algunas de las más fascinantes han sido recrear las armas usadas en el videojuego Assasin’s Creed o fabricar un Hoverbike casero al más puro estilo Star Wars. Para que puedas disfrutar con ambas creaciones, te dejamos con sus vídeos correspondientes.

Comentarios
¡Síguenos en Facebook!