Ford EcoBoost

Cuando ayer os mostrábamos el prototipo Ford Explorer Concept que será presentado oficialmente en el Salón de Detroit, ya os adelantábamos que estrenará un nuevo sistema de inyección directa de gasolina y turbocompresor, denominado por la marca como EcoBoost.

Con EcoBoost, Ford pretende plantar cara al resto de compañías que están empleando este tipo de motores en lugar de propulsores de mayor cubicaje. Sus ventajas son claras, combinando el menor consumo y emisiones contaminantes por las que se caracterizan los modelos de menor cilindrada, con la mayor potencia desarrollada gracias al turbocompresor. Con este sistema, Ford anuncia un consumo que se reduce entre el 20% y el 30%, y unas emisiones de dióxido de carbono un 15% menores.

A pesar que el principio básico de estos es sencillo, Ford lanza dos vídeos, los cuales podéis visualizar en el interior de la noticia, en los que se muestra por separado y mediante animaciones, como funciona el sistema de inyección directa y como lo hace el turbocompresor.


En el primero de los vídeos se puede ver el proceso de admisión, compresión, explosión y escape en un motor gasolina con inyección directa, mientras que en el segundo se puede ver el funcionamiento del turbocompresor, con flechas que indican la dirección que lleva en todo momento el flujo de aire -o gases, dependiendo de la zona del motor por la que circule-. Los gases de escape son los encargados de mover la turbina, que acoplada a un compresor, varía el flujo del aire de la admisión.

Además de las ventajas de consumo y emisiones ya citadas anteriormente, la inyección directa de gasolina se encarga de mitigar el efecto denominado turbo lag, tiempo que transcurre desde que pisamos el acelerador hasta que se aumenta la presión en la alimentación.

Ford EcoBoostFord EcoBoostFord EcoBoostFord EcoBoost

Alcance de la noticia: Internacional
Referencias: Ford
Relacionados en MotorSpain: Ford Explorer Concept para el Salón de Detroit

Comentarios de Facebook