En el mundo del cine animación es uno de los géneros más complicados, y a su vez interesante en la industria cinematográfica, este ha logrado tener un impacto vertiginoso en las audiencias a nivel mundial. No sólo simpatiza con los niños, sino que arropa a una diversidad de público que en estos tiempos ni siquiera la edad importa. Ladybug, es de esas series que entra perfectamente en esta definición y  viene a ser protagonista de una de las mejores piezas audiovisuales que le ha podido regalar Francia a este maravilloso universo de la animación digital.

A decir verdad, tiene una amplia variedad de recursos que permite la trasformación de situaciones reales que son llevadas a una computadora para darle vida y esencia a nivel narrativo. Ladybug fue creada por Thomas Astruc y producida por Jeremy Zag, esta gente tuvo en sus manos, y lo sigue teniendo, uno de los proyectos más ambiciosos de la nueva era de las películas y series animadas. De hecho, han tenido el apoyo de la famosa empresa Zag Entertainmet y otras difusoras fílmicas de gran impacto en todo el orbe.

Los primeros capítulos de esta increíble historia se dieron a conocer en el país europeo en el año 2015, no obstante había  títulos que se habían difundido con anterioridad en el continente asiático. Hasta el momento, hemos podido disfrutar de tres temporadas, y como dato vinculante es disponible en Disney Channel y Netflix. Estas dos son de las plataformas revelaciones de los últimos años en cuanto a títulos originales ofrecen vía streaming.

Si eres de esas personas que todavía  no ha visto la serie, pues ha llegado el momento, porque nosotros hemos venido recargados con mucha información para ofrecerte los 10 datos más relevantes sobre las aventuras de Ladybug.

2Una inspiración de otras sagas

Ladybug o como bien se conoce su título original de Miraculous, es una serie que está inspirada en otras producciones que hemos podido ver en la gran pantalla, ellas son Sailor mon, que es una serie de los años 90 creada en Japón con licencias en los Estados Unidos, y por supuesto que la famosísima producción animación de Spiderman.

De hecho, los productores tienen una influencia muy marcada en las ideas vanguardista de ánimes japoneses, esto los ha llevado a ser un referente en cuanto a piezas audiovisuales de esta categoría se refiere, y siempre han apostado por ofrecer contenidos novedosos, con unas estructuras a nivel de la cinematografía que merece la pena. Los gráficos son extraordinarios, y es entretenida.