La esperada gala MET 2019 se celebró al fin el pasado lunes día 6. Y cómo no, todos estábamos ansiosos, más que por los premios, por los modelitos que iban a lucir las celebrities ese día. Pues es en estos eventos cuando aparecen con unos looks de lo más extravagantes.

La temática escogida para la fiesta fue la moda camp. y algunos de los invitados se lo tomaron tan enserio, que resultaron ser el desastre de la gala MET. Sin embargo, hubo otras muchas que nos dejaron con la boca abierta. Al igual que en anteriores ocasiones, el evento se ha celebrado en el Museo de Arte Metropolitano de Nueva York.

El estilismo camp

susan-sontag

Lo ideal sería en primer lugar, explicar en qué se basa esta moda, y cómo se creó. Para comenzar, deciros que la inició Susan Sontag en los años 60. Ella misma fue quien lo definió como “La esencia de lo camp es su amor por lo antinatural: el artificio y la exageración”. Es por ello que la gala MET de este año ha sido la idónea para recuperarla.

En el mundo de la moda, consiguió implantarse en el siglo XX, pero a día de hoy, se identifica con una combinación estridente de colores, además de un mezclado estilo retro. “Un amor por lo poco natural, el artificio, y la extravagancia. El triunfo del estilo hermafrodita“, así era cómo lo definía el comisario del Museo.

La diva del Bronx en la gala MET

jennifer-lopez

Por supuesto, la Diva del Bronx estaba dispuesta a aportar su granito de arena, y así lo hizo. Otro año más en la gala MET, y nuevamente Jennifer López ha conseguido acaparar todas las miradas. Esta es la doceava vez que acude al evento, solo que en esta ocasión, ha sido en compañía de su inseparable prometido, Álex Rodríguez.

Para la gala MET de este año, se ha decantado por un look de lo más brillante. Sus sandalias, su collar, y su brillante peluca fueron tejidas del mismo material que su vestido. Imitando con esta el estilo de Cleopatra. Y como guinda a este estilismo de la neoyorquina, no podía faltar un pronunciado escote.

La gala MET recibe a Kim Kardashian

kim-kardashian

Kim Kardashian no deja de superarse, pero en esta ocasión no ha sido para bien, pues ha entrado en la lista de las peor vestidas de la gala MET de este año. Si bien es cierto que luce un escotazo de infarto, que por lo general suele encantar a todos, parece que le ha llovido encima de camino al evento.

Aunque por suerte consiguió arreglarlo con el estilismo after party. Con un diseño de Thierry Mugler, el cual está fabricado en látex azul, haciendo uso de el efecto Muaré. Pero lo mejor de este vestido, ha sido el impresionante escote. Pues este le llega por debajo del ombligo. Aunque hay que reconocer que le queda como un guante, y la peluca ha sido, junto a los guantes y botas a juego, la manera más épica de completar el look.

La sensualidad llegó de mano de las hermanas Kardashian-Jenner

kendal-jenner-kylie-jenner

Vestidas a juego, así ha sido cómo la gala MET ha recibido a dos de las hermanas Kardashian-Jenner. Tanto Kylie como Kendal, han lucido unos vestidos que no han dejado a nadie indiferente. Además de haber sido de las pocas asistentes, que verdaderamente no dejaron la elegancia de lado.

Según Susan Sontag “Camp es una mujer caminando en un vestido de tres millones de plumas“, por lo que no cabe duda de que, fueron las hermanas las que cumplieron con creces el estilo impuesto para la noche.

El after party de la gala MET

View this post on Instagram

After Party @versace

A post shared by Kylie (@kyliejenner) on

Por si no hubieran sido suficientes los estilismos lucidos durante la gala MET, muchas de las famosas decidieron cambiar de vestido para el after party. Y como hemos podido comprobar, los estilismos para esta ocasión, fueron mil veces más acertados que los usados durante el evento.

Aunque en el caso de algunas, tan solo consiguieron mejorar lo que parecía imposible. Este es el caso de Kylie Jenner, aunque su hermana Kendal optó por un discreto vestido corto, con dibujos de animaciones de los 80. Pero la menor del clan Kardashian lució un vestido ajustado en azul, con corte cola de sirena, a juego con su nueva peluca azul. Sin olvidar el toque de las plumas en los dos vestidos. Ya sabemos que a la menor del clan le encanta vestir con ropa de lo más extravagante, pero la gala MET de este año ha sido la excusa perfecta para coronarse como la reina de la alfombra roja.