Esta no ha sido la primera vez que Belén Esteban ha estado al borde de desaparecer de la televisión. El año pasado, durante las crueltas batalla entre las dos ex novias de Carlos Lozano, Miriam Saavedra y Mónica Hoyos, Belén Esteban decidió meter baza en Sálvame contra Mónica Hoyos. Quién también es la madre de la hija de Carlos Lozano.

Ni corta ni perezosa, en pleno directo comentó cómo la madre de la niña impedía a Lozano poder verla. Después del programa Mónica Hoyos decidió arremeter contra ‘La princesa del pueblo’ por decir que no dejaba a nadie ver a su hija.

Una de las más destacables características de Belén Esteban en Sálvame, ha sido su manera de proteger la intimidad de su hija. Pero se ve que no predica con el ejemplo con los hijos de otros. La hija de Mónica Hoyos es menor de edad, por lo que goza de una protección mayor que la de Belén. Por suerte, esto nunca llegó a puerto.

Belén pierde la única carta posible

Belén Esteban y Andrea

La fama de Belén Esteban ha estado basada siempre en su antigua familia política, y en la hija que tuvo con Jesulín de Ubrique. Tanta controversia y el desparpajo característico de Belén hizo que consiguiera llegar a donde está. Pero el tiempo pasa, y la historia ya no tiene tirón. Es por eso que Belén intenta meterse en todos los percales posibles. Si no se habla de ti, en televisión no eres nadie.

Belén Esteban ha conseguido volver a ponerse de moda, pero no gracias a ella misma. Más bien ha sido debido a su hija, y no porque ella quiera aparecer en pantalla, si no todo lo contrario.

La hija de Belén Esteban, Andrea, y de Jesulín de Ubrique mandó un mensaje al programa de Sálvame, pidiendo que no sea mencionada en ningún medio público. Pero no ha sido solo al programa, el cual parece ser el único que ha respetado la decisión, si no a su madre. Sin quererlo o queriendo, de vez en cuando a Belén se le escapa mencionar a su hija en plató.

Pero Andrea no solo ha pedido que no se le mencione a ella, tampoco quiere que Belén hable mal de su padre. Esto le ha costado varios enfado con su hija, pero es de las pocas oportunidades que tiene para volver a salir a flote.

Paolo Vasile pierde el interés por Belén Esteban

AL parecer, cada vez que Sálvame le proporciona un espacio a Belén Esteban en la que ella es la protagonista, la audiencia baja considerablemente. Esta pérdida de interés por parte del público ha provocado que Paolo Vasile considere el despido de Belén Esteban como una posibilidad.

Por lo visto, ya tiene en mente a una sustituta. Miriam Saavedra es la que tiene más papeletas para ocupar este lugar. Desde su paso por Gran Hermano Vip 6, la peruana ha sido invitada varias veces al programa, y ha conseguido ganarse el cariño de la audiencia. A pesar de su fogosa personalidad.

No solo tiene de su lado el apoyo del público, si no la polémica sin fin con su ex pareja Carlos Lozano y su ex mujer y madre de sus hijos, Mónica Hoyos. Más sobretodo al ver que la expareja viajará a Honduras juntos. Lo que podría hacer que los números de audiencia se disparen.

La última baza de Belén Esteban

Belén Esteban y Miguel Marcos

A belén Esteban le queda una carta en la manga, no es muy buena, pero si sabe jugarla, las cosas podrían cambiar e irle mucho mejor. Su boda con Miguel Marcos. Se rumorea que la princesa del pueblo planea volver a Sálvame con más fuerza semanas antes de la boda, o incluso,después de ella y, así recuperar el favor de la audiencia.

Han sido muchas las ocasiones en las que se ha rumoreado que Belén Esteban dejaría Telecinco de lado durante la preparación de su boda para, hacer un regreso por todo lo alto después de esta. Por el momento, los teléfonos móviles y cámaras están prohibidos en la celebración. Pero si sus compañeros van a la boda, la exclusiva puede que se vea comprometida. Ya que hay un topo en Sálvame.

Aunque aún no se han casado, las noticias de la boda ya están dando sus frutos. Y es que en esta ocasión, a Belén no le va a pillar el toro. El casamiento será en régimen de separación de bienes gananciales. Por supuesto, esto no ha sido plato de buen grado para la familia de Miguel Marcos, ni para él mismo. El que también sacará tajada de esta boda será su expareja, Fran Álvarez, quién ya ha acudido al plató de Viva la vida para hablar de la feliz pareja. “Yo a Miguel le veo un buen tío. Nosotros nos casamos sin separación de bienes.  Yo me casé sin hacer ningún negocio, nos casamos porque en ese momento nos queríamos, y ya está”

¿Servirá tanto rumor y tanto fantasma del pasado para mantener a Belén Esteban en antena? Desde luego La princesa del pueblo no se dará por vencida, y no dejará su trabajo así como así sin haber luchado primero.