Los museos siempre tienen escondidas grandes obras de arte pero además de ellas, los secretos que generan también son bastante importantes. De ahí que estemos hablando de todos esos detalles que el Museo del Louvre oculta tras sus puertas. Parece que se ha convertido en uno de los más impactantes de todos los tiempos.

Más que nada porque ha tenido que sobrevivir tanto a invasiones como a robos. Pero hoy en día el Museo del Louvre es uno de los más importantes en todo el mundo. Aunque se construyó como fortaleza y luego fue palacio real, parece que de nuevo, su esencia ha variado pero no su gran importancia.

Colecciones nazis

Museo-del-Louvre-cuadros-nazis

Justo en dos salas pequeñas se puede ver un total de 31 pinturas en el Museo del Louvre. En algunas de ellas podemos ver unas ruinas romanas, en otras banquetes o retratos alemanes. Algo que en general puede que no choque demasiado a priori pero sí que ha dado mucho de qué hablar. Porque todas estas obras tienen algo común que sí ha sido la comidilla de los últimos tiempos. Fueron compradas o bien saqueadas durante la Segunda Guerra Mundial.

Aunque al terminar dicho conflicto bélico, volvieron a Francia. Algunas de ellas han sido devueltas a sus dueños, pero otras no. De ahí que algunas estén sobre las paredes de este museo. Pero eso sí, todas ellas con una nota aclaratoria a sus pies. Ellos querían devolver todas las obras, como les fuera posible. Aunque estas salas no han sido recibidas por todos de una misma manera.