En medio de la crisis mundial por el coronavirus ha pasado casi desapercibido el hecho de que la ex estrella del fútbol brasileña, Ronaldinho haya entrado en la cárcel. En concreto, lleva dos semanas en una cárcel de Asunción, Paraguay, sin que todavía estén muy claros los motivos. El ex jugador habría entrado con su hermano en este país del Sur de América con pasaportes falsos. Se sospecha que detrás de este hecho, por otra parte absurda puesto que los brasileños pueden entrar en Paraguay tan sólo con el carnet de identidad, hay una trama de mayor calado.

Sea como sea, Ronaldinho lleva dos semanas en la cárcel, aunque – todo hay que decirlo – su situación dista mucho de ser tan amarga como la de los otros presos.

1Módulo especial

Ronaldinho y su hermano están en un modulo alejado de los presos más peligrosos

Tanto Ronaldinho como su hermano, están en un centro penitenciario a 35 km de la capital de Uruguay, Asunción. Se trata de Agrupación Especializada un centro de máxima seguridad donde hay 195 presos.

Sin embargo, Ronaldinho está en un módulo sin presos peligrosos, en la planta alta de la penitenciaría.

En concreto sus “compañeros” de módulo son políticos y policías corruptos y algún preso relacionado con el narcotráfico.

Atrás