Parece que con la llegada del frío empiezan a aflorar los primeros dolores de garganta. No es nada grave, pero el dolor de garganta es un síntoma muy molesto que nos puede condicionar nuestro día a día generando mucho malestar.

No obstante, si el dolor de garganta es leve no debemos tomar antibióticos, ni por supuesto automedicarnos sin que nos haya visto un médico. Lo que si podemos hacer es preparar cualquier de los siguientes remedios caseros y la mejoría será más que evidente. Son remedios muy sencillos y a la vez eficaces.

2Tomar miel

La miel tiene propiedades antibacterianas y antivirales

Otro excelente remedio casero para el dolor de garganta es la miel. Se trata de un producto natural efectivo para combatir las gargantas irritadas o la tos.

La miel tiene propiedades antibacterianas y antivirales que acelerarán el proceso curativo del resfriado o la sinusitis por ejemplo. Además, el fósforo y el potasio de la miel también actuarán de relajantes, ayudando a calmar el molesto dolor de garganta.

Si infusionamos un poco de agua, y le añadimos miel y limón, la vitamina C del limón también nos ayudará a combatir de forma más eficaz el resfriado. Este es uno de los remedios caseros más empleados y más eficaces.