El conjunto de pautas y hábitos de comportamiento cotidianos de las personas tienen un efecto importante en su salud, especialmente conocidas son las consecuencias que el sedentarismo y los malos hábitos alimenticios tienen en nuestra salud. Sin embargo, hay pocas personas, que alertadas por esta evidencia científica cogen las riendas de su vida y deciden cambiar dicho hábitos. El hombre, es vago por naturaleza, y también es cierto que el mundo está cada vez más organizado para que todos caigamos en este estilo de vida irresponsable, consumista e insalubre. Poco a poco todos pagaremos las consecuencias. No lo decimos nosotros. Lo dice la ciencia.

2Pérdida de masa muscular por desuso

Si no la utilizamos, perdemos masa muscular con los años

Como cualquier otra parte del cuerpo, si no utilizamos nuestros músculos con frecuencia estos se agarrotan y comienzan a volverse más frágiles.

Es decir, la falta de uso que provoca el sedentarismo o no hacer nada de ejercicio repercute en un debilitamiento progresivo de nuestros músculos.

Además, el problema es un poco el pez que se muerde la cola. Como no hacemos ejercicio ni tenemos actividad los músculos nos duelen, cuando en realidad nos duelen por no utilizarlos con relativa frecuencia.