Los tiempos han cambiado. Vivimos una época en la que un hombre quiere estar igual de guapos que las mujeres. Y para ello no duda en comprar productos de belleza para mejorar su cara y cuerpo. Y es que eso de que las cremitas eran cosas de chicas ya ha pasado a la historia. Ahora mismo puedes ver a hombres que no dudan en comprar productos para mantenerse jóvenes y en forma.

Pero no solo hablamos de cremas, los hombres también compran otros productos para verse mucho más guapos. Por ejemplo, incluimos zapatos, ropa o incluso relojes. Afortunadamente ese dicho de que ‘el hombre cuanto más oso más hermoso’ ya forma parte del pasado. Y nos alegramos mucho.

2Autobronceado

Si imaginamos una escena de playa del siglo pasado, está bien claro que veremos a un hombre de pelo en pecho que se unta las manos para embadurnar a su chica con crema de bronceado. Ya sabemos que ahora que llega el verano es vital tenerla a mano para evitar posibles problemas futuros.

Ahora bien, en el siglo XXI esto ha cambiado. Y es el propio hombre el que se da la crema para ponerse morenito. Bien lo haga por spray o bien se lo pida a su acompañante. Seguro que más de uno también lo usa para ligar. Lo que está claro es que lo del bronceado ya no es solo cosa de mujeres.