Los presidentes cumplen una función más que determinante para dirigir el destino de sus naciones. Para nadie es un secreto que la figuras políticas mundiales necesitan de una seguridad casi que extrema, pues se trata básicamente de protegerlos de cualquier agresión que puedan tener con ellos en cualquier lugar. Porque como bien sabemos, los líderes generan en la gente dos tipos de  sentimientos: amor y odio.

Esto es un reflejo muy evidente que los gobiernos que imperan no siempre tienen que caerles bien a las personas. En términos más sencillos se llama polarización, es decir, cuando hay dos partes divididas en opiniones. Lo cierto es que hay unos mandatarios que son más influyentes que otros, y eso la verdad tiene un impacto enorme. No conforme con esto, también varia del país, los sitios a donde vaya, en fin, los presidentes siempre están acompañados de seguridad porque al final tiene por así decirlo el control de las cosas.

De ahí que sus actuaciones políticas sean acertadas o no ya es un asunto de análisis. Pero lo que vamos a presentarte el día de hoy, es una lista de líderes que han marcado la pauta en cuando a política se refiere y ocupan un espacio importante en la geopolítica internacional, y que son merecedores de ser parte de esta prestigiosa lista de los más protegidos de la historia.

2Recep Tayyip Erdoğan (Turquía)

Otro de los presidentes que tiene un lugar dentro de los más protegidos en el mundo, es el ciudadano Recep Tayyip Erdoğan, actual líder político de Turquía desde agosto de 2014. Antes de llegar a ser la máxima figura de ese país, fue primer ministro en 2003 y 2015. De igual manera ha estado implicado en asuntos políticos como lo fue al ser alcalde de Estambul en el período 1994 a 1998.

Sus raíces son musulmanas, es una tradición que viene de su familia. Por cierto, para 1973 completó su formación en una escuela Islám, y más adelante decidió estudiar Economía y Comercio en la prestigiosa Universidad de Estambul. Es de esas personas que se ha ganado el reconocimiento y el cariño de su gente, lo que lo convierte en una figura influyente en su país, no sólo por ser jefe de Estado, sino también por mostrar un compromiso con su gente.