El verano ya está aquí. El termómetro no miente. Se avecina un julio y agosto con altas temperaturas. Hay muchas soluciones para refrescarse, pero la más lógica es la de darse un chapuzón en las piscinas. Huimos de las playas masificadas y de las públicas, y buscamos piscinas naturales de esas que nos hace sentirnos bien por dentro y por fuera.

En España podemos presumir de contar con unas playas magníficas, pero también tenemos que sacar pecho cuando hablemos de piscinas naturales. Algunos parecen auténticos paraísos. Toma nota porque si todavía no has planeado las vacaciones en la época coronavirus, esta puede ser una gran idea.

4Piscinas naturales en Cáceres

La Sierra de Gata es un lugar donde puedes encontrar piscinas naturales sorprendentes. Es una gran zona de baño ideal para toda la familia. En concreto, la Pesquera de la Lapa donde se combina la tranquilidad con todo tipo de actividades.

Las aguas de los ríos San Blas y Rivera de Gata crean en esta zona de Gata dos lugares de baño diferenciadas. Por un lado, El Negrón donde encontrarás una tranquilidad que hacía tiempo que no disfrutabas, mientras que en El Puente de la Huerta se puede disfrutar de grandes vasos y un montón de restaurantes para disfrutar de la gastronomía de la zona.