El verano ya está aquí. El termómetro no miente. Se avecina un julio y agosto con altas temperaturas. Hay muchas soluciones para refrescarse, pero la más lógica es la de darse un chapuzón en las piscinas. Huimos de las playas masificadas y de las públicas, y buscamos piscinas naturales de esas que nos hace sentirnos bien por dentro y por fuera.

En España podemos presumir de contar con unas playas magníficas, pero también tenemos que sacar pecho cuando hablemos de piscinas naturales. Algunos parecen auténticos paraísos. Toma nota porque si todavía no has planeado las vacaciones en la época coronavirus, esta puede ser una gran idea.

3Piscinas naturales en Asturias

La recomendación que te vamos a hacer de piscinas naturales en Asturias, es la de Olla de San Vicente. Sin duda, un lugar que será difícil de olvidar. Para este verano será un magnífico lugar para darse un chapuzón en una piscina natural de incomparable belleza. Es atravesado por el río Dobra.

Esta es la mejor opción, si te apetece conocer la historia y la gastronomía de Asturias y descansar unos días en familia rodeado de naturaleza. Eso sí, los menores de cinco o seis años deben estar siempre cerca de un adulto.