El verano ya está aquí. El termómetro no miente. Se avecina un julio y agosto con altas temperaturas. Hay muchas soluciones para refrescarse, pero la más lógica es la de darse un chapuzón en las piscinas. Huimos de las playas masificadas y de las públicas, y buscamos piscinas naturales de esas que nos hace sentirnos bien por dentro y por fuera.

En España podemos presumir de contar con unas playas magníficas, pero también tenemos que sacar pecho cuando hablemos de piscinas naturales. Algunos parecen auténticos paraísos. Toma nota porque si todavía no has planeado las vacaciones en la época coronavirus, esta puede ser una gran idea.

2Piscinas naturales en Teruel

Si has elegido la opción de ir a Teruel durante este verano que está marcado por el coronavirus, aquí tiene una gran opción. En los Puertos de Beceite, en la comarca del Maestrazgo se encuentra la ruta del Parrizal de Beceite. Las piscinas naturales son un refresco estupendo para las excursiones de verano.

La piscina natural denominada como L’Assut tiene como característica sus aguas frescas y limpias, está preparada para poder ir con toda la familia ya que tiene diferentes zonas con más o menos profundidad de agua.