Lógicamente, el ginecólogo es un gran profesional que sabe hacer bien su trabajo. Pero como sucede en todos los ámbitos, no siempre nos encontramos con gente tan profesional como comentamos. En ocasiones vemos cómo ciertas situaciones nos superan y debemos conocerlas.

Solo así, descubriremos sin son habitual o si, por el contrario, es que nos hemos encontrado con la excepción que confirma la regla. Hoy te vamos a hablar de todas esas cosas que no debes permitirle hacer a médico ginecólogo. ¡Presta mucha atención a todo lo que sigue!.

Examinarte sin aprobación

ginecologo-preguntas

En ocasiones vamos al ginecólogo a hacerle diversas consultas, ya que no siempre podemos hablar con él por teléfono. El tenerlo cara a cara siempre es mucho mejor para poder explicar nuestras inquietudes o dudas. Con solo esto ya estaremos hablando de una consulta. Es decir, no es necesario que haya una exploración para ello.

También es verdad que debemos hacernos revisiones de manera frecuente para poder descartar o prevenir ciertas enfermedades. Pero siempre debes aprobarlas todas y cada una. Eres tú quien decides cuándo. Cierto es que el ginecólogo te puede dar unos consejos, dependiendo de tu edad o de tu historial. Una cosa no está reñida con otra, pero nunca permitas que te examine sin tu aprobación.