nissa-vvel-system.jpg

Más potencia con menor contaminación es el tándem en el que se suelen mover, gracias a la electrónica, cada vez más los fabricantes.

En este caso hablamos de Nissan, que introducirá en el Infiniti G37 Coupe su tecnología VVEL (Variable Valve Event and Lift -elevación variable de válvula-) así como el control continuo de apertura de válvulas (C-VTC por sus siglas en inglés, Continuous Valve Timing Control).


Vale, soy consciente de que entre tantas siglas, tecnología y métodos de medición y control el neófito se pierde. Pero todo el mundo lo entiende si lo comparo con un motor convencional, que recibe el aire con una válvula reguladora, al VVEL, que lo hace directamente en la entrada de la válvula. Lo que se trata, uniendo los dos métodos, es que la circulación del aire sea más eficiente en la cámara de combustión consiguiendo una mezcla lo más uniforme posible.

Con esto se consigue una reducción de CO2 de hasta un 10 por ciento. Nissan anuncia, en su programa marco “Nissan Green Program 2010”, que intentará conseguir motores de gasolina con emisiones tan reducidas en CO2 comparables a un motor diésel.

Más sobre la noticia: Nissan