Estas son las mejores venganzas realizadas a parejas infieles

Si has tenido que pasar por que tu pareja te ha sido infiel, sabrás perfectamente lo que se siente. Y, a los segundos, sabrás perfectamente lo que se te ha pasado por la cabeza: Cobrarte tu venganza. Esto mismo le ha sucedido a muchísimas personas, y unas cuantas decidieron tomarse la justicia por su mano tras descubrir lo hecho por sus infieles parejas.

Unas venganzas que no se suelen tomar en plato frío, y que pueden incluso constituir un delito. En lo único en lo que se piensa en ese momento es en causar el mayor daño posible a la dignidad de la otra persona, pero además de rozar lo ilegal, pueden ser tremendamente divertidas (excepto para quien las sufre, claro está).

Cortarle el pene

infieles

Esta ha sido, sin duda, la gran venganza de la historia de las infidelidades. Lorena Bobbait, en 1993, decidió cortar por lo sano con su marido, y le quitó el pene. Ella, además de infidelidades, había vivido malos tratos y abusos por parte de su marido. Algo que le hizo estallar para cortarle el “arma del delito”. “Era algo inesperado, era una situación muy terrible, de abuso. Me encontraba totalmente sola y no sabía a donde acudir”, dijo durante el juicio.

Sin duda alguna, una medida muy drástica que tuvo que tomar para poder hacer que su marido parase de aquél calvario por el que pasó. Pero, a pesar de todo, eso no justifica que cometiera aquél acto delictivo. Sin duda alguna, el mundo de los infieles y el de las venganzas está a la orden del día.