Cuidados de los gusanos de seda

cuidados de los gusanos de seda

Cómo se crían gusanos de seda. Los gusanos de seda son la mascota ideal para niños pequeños. No hay que proporcionarles grandes cuidados y ni ensucian ni representan un gran gasto económico. Además, son todo un lujo para los más jóvenes, ya que les dan la posibilidad de conocer de primera mano como se desarrolla el ciclo de la vida.

Un niño descubre como funciona la naturaleza viendo como los gusanos de seda construyen su capullo y, después, se convierten en mariposas. Sin duda, esto hace que aumente su sensibilidad por la naturaleza.

Hay que tener en cuenta que hoy en día los gusanos de seda solo viven en cautividad, porque aunque son insectos se han domesticado tanto que ya no son ni capaces de volar.

El desarrollo de los gusanos de seda dura 60 días, desde que nacen a que mueren, pasando por el desarrollo de la larva, la metamorfosis, la salida del capullo, el acoplamiento y la puesta de huevos. La construcción de los capullos dura entre tres y cuatro días y cuando acaba pasa de larva a crisálida, a los 12 y 14 días después de haber culminando el tejido del capullo.

Las larvas de gusano de seda deben conservarse en el interior de una caja de zapatos, siempre con hojas de morera fresca para que puedan comer. Hay que procurar mantener la caja cerrada para que no les de el sol en el exterior, pues el calor excesivo puede matarlos.

Debemos tener en cuenta que los gusanos de seda no pueden tocarse cuando están en la fase de muda. Lo notaremos porque se quedan quietos, con la cabeza levantada y no se mueven durante un día o más.

Comentarios de Facebook

Deja un comentario

¡Síguenos en Facebook!