Los diez accidentes de coche más absurdos. Tenía ganas de hacer un post así de interesante, por ello os muestro unas imágenes impactantes, divertidas, e impresionantes. He encontrado una galería con los 10 accidentes más absurdos del Mundo, y se dice pronto.

La primera que encabeza la lista es cuanto menos increíble. Se trata de un BMW Serie 5 empotrado en un segundo piso. No tiene explicación y no es un montaje. ¿Cómo fue? Tendríamos que estar allí de testigo para averiguarlo, pero tú puedes intentar ayudarnos.

Un autobús que tenía sed:

Todo en esta vida puede pasar. En un lugar con puerto, un autobús urbano atravesaba una especie de nave industrial para precipitarse al agua. Suerte o milagro, pero el bus no llegó a beber agua salada. Me gustaría ver la cara del conductor diciendo: ¡Vaya, nos toca un bañito!

“Traga” tejados:

La tercera imagen tampoco se salva de rara o inusual. Según parece es una casa de planta baja en los EE.UU, y vemos un coche de color beige (creo que un Ford) que logró penetrar y sacar la cabeza por el techo. Lo más raro es que el frontal no sufriera daños.

¿Cómo fue capaz de llegar hasta ahí? Técnicamente hablando sería totalmente imposible. Podría ser que el vehículo se estrellase contra la puerta de la vivienda y fuese subiendo hasta arriba. Puff, es difícil de creer.

Ventilador volador:

Te levantas por la mañana temprano para ir a la oficina, aparcas tu coche en un aparcamiento y cuando vuelves de currar te encuentras una situación dolorosa. Eso es lo que pasó en Nueva York. Esto tiene un poco más de lógica gracias a un poquito de viento.

Seguramente cerca habría varios edificios con instalación de aire acondicionado y un ventilador voló (literalmente) hasta elegir un blanco fijo, un precioso coche. Los daños son catastróficos.

No se puede aparcar:

“No parking, fire zone”, traducido pone exactamente: no aparcar, zona de fuego. Cosa que no entiendo porque a escasos metros hay un gimnasio (gym). Rodeado de varios Ford Victoria police hay un todoterreno que destaca demasiado. ¡Está empotrado!

Para atravesar un muro tan grueso no vale con simples Ford Ka, necesitas un vehículo con protecciones en el frontal y que sea fuerte y potente. Por eso, el conductor ni corto ni perezoso aceleró y se tragó un par de ladrillos. No se sabe porqué, pero el dueño salió ileso.

Magdalena:

Quizás estemos ante el accidente más curioso y divertido. Intento aguantarme la risa mientras estoy escribiendo el post. Se supone que justo arriba hay un cartel publicitario anunciando unas deliciosas magdalenas, porque del cielo no suelen caer (al menos en España).

¿A quién se le ocurre circular por césped? Pues al feliz propietario. Parece que otra el vez por el viento, y el desprendimiento de la misma. Por los daños del techo parece ser que pesaba mucho. ¡Qué cosas, un coche enviado al desguace por una magdalena!

Aparcamiento perfecto:

Nunca antes había visto un aparcamiento tan perfecto como este. Si la vista no me engaña, un Saab 900 antiguo de los años 90, quizá un poco antes. El otro implicado fue un Opel, también con sus añitos. Lo cierto es que es muy difícil quedar así.

Directo al cine:

Imagínate la situación. Estás viendo una película a las 6 de la tarde y de repente te das un susto de muerte. Un gigante Ford Explorer atraviesa otro muro de hormigón armado sin apenas daños, mientras que unos segundos más tarde se desaloja la sala del cine.

Un bañito:

En unos apartamentos en California surgió otro suceso que tampoco se aleja de lo gracioso. En pleno mes de invierno un coche se metía en la piscina. Y ahora lanzo la pregunta, ¿Cómo narices pudo hacer eso? Yo me quedo con los ojos como platos.

El conductor pudo salir a tiempo, muerto de frío y desesperado. Los vecinos al oír un ruido llamaron rápidamente a la ambulancia y policía. No se sabe nada más al respecto. En cuando al automóvil hay una incógnita porque no se sabe qué modelo es.

La bola del Mundo:

Acabamos con la última imagen de este interesante artículo. Un hyundai blanco de 3 puertas era aplastado por una bola que no se sabe qué significa. Por su aspecto también parece pesada. El pobre coche no pudo resistir bien al ataque y acabó como vemos.