Cómo llevar adelante una dieta sin azúcar

Consumimos más azúcar de lo que pensamos y además, de lo que nuestro cuerpo necesitaría. Bien es cierto que los dulces siempre son una gran tentación. Aunque en ocasiones ya no hablamos solo de ellos, sino de todos los alimentos o productos que llevan integrado el azúcar como uno de sus ingredientes principales.

Así es que, debemos de reducir el consumo de azúcares de una manera fulminante. Más que nada porque es una buena forma para poder cuidarnos más. Lo notaremos en nuestro peso así como en nuestra salud. Ya son dos grandes ventajas para comenzar una dieta sin azúcar. ¡Descubre todas las que siguen!.

dieta-sin-azucar

Comienza por dejar el azúcar poco a poco

Porque las cosas que se hacen poco a poco siempre suelen salir mejor. En este caso por lo menos así es. No dejes de manera radical el azúcar pero sí que deberías de comenzar a medirlo un poco más. Lo primero es dejar de lado todos aquellos productos que sabemos a ciencia cierta que llevan este ingrediente. Tanto los dulces como pasteles o bollería serán los primeros en desaparecer de nuestra vista.

Lee bien las etiquetas

Por otro lado, hay alimentos que quizás pensamos que no llevan azúcares pero la verdad es que será todo lo contrario. Así es que, nada como leer bien las etiquetas para poder comprobarlo. Los cereales y algunas salsas pueden contener más azúcares de lo que piensas. Porque el azúcar se puede presentar con otros nombres, pero ser lo mismo. Jarabe de maíz, sirope de ágave o la fructosa pueden ser algunos de ellos.

Pocos carbohidratos

Cuando queremos hacer una dieta sin azúcar, entonces tenemos que dejar también de lado los carbohidratos. Aunque en este caso no del todo. Más que nada porque también necesitamos un poco de energía cada día. Para ello, además de las proteínas de la carne y vitaminas o minerales de las verduras, necesitamos de los carbohidratos. Sí, son vitales para un buen rendimiento, pero en pequeñas porciones.

Dieta sin azúcar con zumos naturales

Solemos caer en la tentación de pensar que los zumos que venden son muy beneficiosos. Pero no del todo. No porque cuentan con una gran cantidad de azúcares. Así es que, lo mejor es optar por los zumos naturales. Nada como exprimir nuestras propias frutas y llenarnos de todas sus vitaminas y beneficios en general.

Controla bien las comidas

Cuando nos pasamos varias horas sin comer, puede ser que nos entre el gusanillo. Pero seguro que no de algo integral sino de dulce. Pues para que no ocurra, tienes que ir planificando bien tus comidas. Debes hacer unas 5 al día, donde integres porción de proteínas, muchas verduras y un pequeño aporte de carbohidratos. Cuando sientas ganas de picotear, siempre opta por algo saludable como yogur natural o una fruta como la manzana o naranja.