Se puede decir que las leyendas japonesas se basan en un sistema complejo de creencias que van de la mano del shintoísmo, la religión nativa de esta zona.

Pese a que la civilización china antigua tenía una gran influencia en esta parte del mundo, las leyendas mitológicas de Japón también poseen un rol fundamental e importante dentro del continente asiático. Éstas se basan en tradiciones Shinto y budistas así como creencias populares agrícolas. Aunque para los japoneses es complejo distinguir cuáles son verdaderamente las “leyendas”.

La leyendas de este país, en la actualidad, se fundamentan netamente en el Kojiki, en el Nihonshoki y algunos libros complementarios. El Kojiki es el registro de cosas antiguas, es decir, un libro sumamente viejo que contempla mitos, leyendas y la historia de Japón. Asimismo, el Nihonshoki es el segundo más antiguo de estos, sin embargo, el Shintoshu es el que habla sobre las deidades japonesas desde una perspectiva budista. Al contrario del Hotsuma Tsutae, el cual se basa en una versión diferente sobre la mitología y las leyendas.

Dentro del marco de las cosas positivas de las leyendas japonesas, destacan casi siempre el origen de la familia imperial el cual, a su vez, les representa como una descendencia divina.

Ahora, te mostraremos una breve lista con las leyendas japonesas que podrían llevarte a un mundo mágico.

1Leyendas que hablan sobre la creación del mundo

Leyendas

Según las leyendas japonesas, los primeros pobladores y creadores del mundo fueron los dioses más jóvenes Izanagi e Izanami, quienes con la lanza Ame-no-nuboko, cubierta con piedras preciosas, comenzaron a darle forma a la masa informe que todavía era el planeta.

Estos desde el Puente Flotante Celestial observaron la tierra sin saber por dónde comenzar su trabajo. Entonces, Izanagi e Izanami trataron de remover el caos con la punta de la lanza, pero cuando la levantaron cayó una gota que, posteriormente, creó la primera isla. En este sentido, los dioses decidieron que ese sería su hogar, en el que formarían una familia para habitar la tierra. Izanagi e Izanami fallaron en dos ocasiones, pero al tiempo la pareja logró dar a luz a las ocho islas que forman lo que hoy es Japón.

Atrás