Si te gusta conducir la verdad es que es una actividad que puede llegar a ser todo un placer, sobre todo cuando te pierdes por carreteras y vas sin rumbo fijo, esperando que sea tu destino el que te encuentre a ti y no al contrario. Sin embargo, también hay carreteras que requieren de toda nuestra atención por su peligrosidad. Hoy te vamos a presentar las carreteras más insólitas del mundo.

Están repartidas por todo el mundo, pero conducir por ellas puede llegar a ser una experiencia única. Eso sí, los que se atreven a circular por ellas tienen que poner todos sus sentidos en los que están haciendo y estar siempre alerta para evitar un posible accidente. Abróchate el cinturón que vamos a conocerlas.

carreteras heladas

Autopista James Dalton o Ruta 11 (Alaska)

Es una de las rutas más aisladas de todos los Estados Unidos, a lo largo de sus 667 kilómetros de longitud sólo hay dos ciudades y la suma de la población de ambas no llega a los 40 habitantes. Durante la mayor parte del año la carretera es poco más que una gran placa de hielo y pocos se atreven a circular por ella.

De hecho, la mayor parte de los vehículos que circulan por la Ruta 11 son grandes camiones que pertenecen a las compañías petrolíferas que operan en la zona. Las bajas temperaturas y las continuas ventiscas que reducen la visibilidad han convertido a esta carretera en una de las más peligrosas del mundo.