10 muertes extrañas que pasaron de verdad

A algunas personas, más que a otras, les da miedo morir. Otras, es que ni lo piensan, y cuando llegue la hora, pues llegará. Da igual cuál sea tu visión, pero es algo que vamos a pasar todos. Eso sí, es verdad que la muerte puede llegar en diferentes maneras, y algunas no te las esperas. Mientras que todos queremos morir sin dolor, a veces pasan cosas extrañas.

Y es de lo que vamos a hablar aquí, de muertes extrañas de las que nunca has oído hablar. Ya sea por el tipo de muerte, por las circunstancias, o cualquier otro factor de riesgo. Solo esperamos que algún día, no escriban sobre nosotros en un artículo como este, porque sería muy bizarro.

perro durmiendo mujer

No estaba muerta

Vamos a empezar por un caso, en el que la persona al final no resultaba estar muerta. Y es que es algo muy extraño, porque se dice que cuando una persona muere en su casa, sola, es inevitable que si tuviese mascotas, las mascotas al final hagan caso a su instinto, y se coman parte de su dueño. Hay que entender las circunstancias. Suele darse unos 45 minutos después de la muerte.

Ahora bien, esto le ocurrió a la doctora Carolyn Rando, que vivía con su perro. Una noche, la mujer, que ya era una anciana, se cayó y tuvo un derrame cerebral. Cuando encontraron a la mujer, su perro se había comido parte de la piel que estaba expuesta. ¿Lo peor de todo? Que la mujer no estaba muerta, sino solo incapacitada. Esto sí que es una muerte extraña.

Comentarios de Facebook

Deja un comentario

¡Síguenos en Facebook!