A veces nuestra imaginación y nuestra vista nos puede jugar malas pasadas. Si no te lo crees, tanto solo tienes que descubrirlo, gracias a las fotos que hoy te mostramos. Son muchas las opciones que recorren la web y es que, es cierto que a veces no sabemos si estamos ante una imagen que nos despista o un efecto Photoshop.

Sea como fuere, seguro que van a entretener todas y cada una de las instantáneas que te dejamos. No te pierdas ninguna de ellas, porque te vas a encontrar con alguna sorpresa. Tan solo son los ejemplos básicos de tener que mirar dos veces, y en alguno de ellos, quizás una tercera, para poder conseguir ver exactamente lo que nos proponen.

2¡Pies, para qué te quiero!

tres pies

Hombre siempre se dice que dos mejor que uno, entonces tres sería ya lo máximo. Claro que depende de lo que estemos hablando porque en este caso quizás no se siga la norma mencionada. Es una de las imágenes que siempre nos dan qué pensar. Más que nada porque se dan cita varios momentos juntos y por eso, llega la confusión.

Vemos a una joven sentada, con sus cómodas zapatillas, pero que si nos fijamos en lugar de dos, estamos viendo tres. Lo que hace que nuestra cabeza ya vuele a otros lugares para intentar explicarlo. Casualidades de la vida es que ella tiene las piernas cruzadas y que hay otra persona a su lado que cuenta con el mismo calzado y como no, el mismo color de los pantalones. ¡Si es que las coincidencias también existen!