Evita estos errores al levantarte y tendrás más energía durante el día

El comienzo de un nuevo día implica mucho estrés, en la mayor parte de las ocasiones. Nos levantamos ya casi sin ganas de nada y desde luego, ésto no ayudará a que tengamos un buen día. Así que, hay algunas cosas que debemos cambiar y mejorar para que nuestra rutina se convierta en algo más saludable.

Tanto es así que hoy vamos a hablar sobre los errores al levantarte que solemos cometer. Sin corregimos ésto, entonces ya estaremos aportando una dosis de buena intención de de saludable rutina en nuestra vida. ¡No te pierdas todo lo que sigue!.

errores-al-levantarte

No apagues la alarma

Aunque sea un fastidio, sabemos que la alarma es la que nos ayuda a ponernos en pie, a primera hora de la mañana. Sin duda, su sonido no es de lo más agradable pero para eso realmente es. Para poder abrir los ojos y comenzar una nueva rutina.

Claro que muchas personas, se sienten cansadas cuando la escuchan y optan por apagarla, o lo que es peor, postergarla. Esto hará que nos demos una vuelta más en cama e incluso que nos podamos quedar dormidos. ¡Seguro te ha pasado en alguna ocasión!.

Este sueño que aparece en ése momento, puede ser bastante profundo. Pero claro está no le damos tiempo a llevarlo a cabo. Así que, ésto puede hacer que cuando te levantes todavía te encuentres más cansado que antes. Así que, apagar la alarma no es buena idea.

descanso-sin-estres

Hacerse el remolón

Otro de los errores al levantarte, es hacerte el remolón. Si ya has escuchado la alarma, seguro que eres de los que se quedan acurrucados en la cama durante más tiempo. En este caso, no se trata de dormir, sino de estar un poco más descansando.

Pues bien, tampoco es nada bueno. Cuando más acurrucado estés, menos energía mostrarás. Así que tienes que hacer algo que la atraiga. Lo mejor es poder desperezarse de una manera rápida. Para ello, nada como estirarse lo máximo posible.

Estira y abre tus brazos, así como las piernas. De este modo, se dice que cuanto más estiremos, más felices nos sentiremos. Algo que sucede al contrario con los que se levantan muy encogidos, ya que ésto hará que pierdan energía por momentos.

revisar-el-correo-por-las-mañanas

Revisar el móvil

Otra de las excusas a la par que de los errores al levantarte más frecuentes, es el mirar el móvil. Si es que despegarnos de la cama puede convertirse en algo bastante complicado de hacer. Pues bien, si tomamos el móvil todavía lo llevaremos peor.

Sí es verdad que hoy en día nada más despertarnos, tenemos por costumbre mirar el teléfono. Algo que no nos ayuda en cuanto a energía se refiere. Sin duda, hay cosas a las que tenemos que darles la prioridad que se merecen y el móvil no es una de ellas.

Así es que, lo mejor siempre es dejarlo a un lado y ya lo miraremos cuando tengamos más tiempo y nos hayamos despejado. En primer lugar están las cosas importantes de nuestra mañana y el mirar el día de una forma más especial y desconectados.

levantarse-en-la-oscuridad

Oscuridad

Seguro que muchas personas se van levantando en la oscuridad. Pues éste es otro de los errores al levantarte que tienes que cambiar. Si es cierto que en ocasiones, no queremos despertar a la persona que tenemos al lado, pero siempre que podamos, lo mejor es la luz.

La luz es la única que puede conseguir despertarnos de una vez. Su brillo nos dejará la dosis perfecta para poder despejarnos y sentir que el día ha llegado de una forma brillante. Así es que, cuando nos levantamos en oscuridad, el cuerpo no lo consiente.

De este modo, podremos sentirnos todavía con más sueño y vamos a necesitar un poco más de tiempo para poder espabilar. Algo que no podemos permitirnos porque el día es largo y necesitamos aprovecharlo al máximo, desde primerísima hora.

Tomar café

Para muchos de vosotros, ésto no es un error sino algo imprescindible. Claro que no siempre tiene porqué ser así. Aunque el café es una de las bebidas más demandadas por las mañanas, no siempre tienen esas ventajas que pensamos que nos ofrece.

Claro que ésto no indica que tengas que dejar este hábito, sino que hay unas horas que es más propicio que otras. Se dice que a primera hora, como puede ser entre las 8 y las 9 de la mañana, nuestro cuerpo produce una hormona que se encarga de aportar energía.

Si tomamos café entre ese tiempo, puede que éste reduzca dicha hormona y que finalmente no tengamos la producción de la energía. Así es que, siempre tenemos que controlar las horas en las que tomamos esta rica bebida para sentirnos llenos de ganas.

Comentarios
¡Síguenos en Facebook!