¿Conoces la palabra iatrogenia? Es un término médico muy en uso. Es cuando el médico de cabecera te da una pastilla para el constipado y en verdad no la necesitabas. Ya que no es algo grave. Cosa que te puede causar más mal que bien.

Pues lo mismo pasa con nuestras mascotas, queriéndoles hacer la gracia para cuidarlos mejor, sin darnos cuenta podemos perjudicarlos. Acortándoles la vida o dejándolos con irreversibles secuelas. Es muy importante conocer todo sobre tu mascota. Y mucho antes de jugar con ellos, alimentarlos y darles protección, hay que informarse. Estar al día de todo lo que puede ser un peligro para ellos es una necesidad. Os contamos cosas muy curiosas que desconocíamos y que haremos bien en no olvidar jamás. A continuación estos errores que cometes reducen la vida de tu mascota.

El chocolate

perro-chocolate

Probablemente, ya habrás oído hablar de que a los gatos y sobre todo a los perros no puedes darles nada dulce. Ya que de por sí ya son diabéticos. Puedes dañarles su visión y sus órganos.

Pero especialmente el chocolate es peligroso. No por su dulzor, si no por su contenido en teobromina que es muy tóxico. Provoca vómitos, diarrea, temblores, problemas cardíacos, convulsiones y muerte. Si el chocolate es más puro, todavía peor porque aumenta la dosis de teobromina. Hasta aquí los errores que cometes y reducen la vida de tu mascota. No vuelvas a pensar que lo que a ti te gusta, también es adecuado para tus mascotas. Prevenir más vale que curar.