Que el sentido del humor nos hace la vida más feliz es una obviedad, que hay gente que lleva esto al extremo también. Sino no se explica cómo hay personas que han encargado su epitafio con tanta ironía y sorna. Suponemos que es porque quiere que precisamente, eso, su sentido del humor, les sobreviva a ellos mismos.

Te dije que estaba enfermo

Parece que esta persona es un poco rencorosa, sino no se explica este reproche en forma de lápida.

Es probable que su pareja o sus seres queridos se sientan un poco culpables por no haberle hecho caso cuando les advirtió que no se encontraba bien.

También es probable que el difunto tuviese un gran sentido del humor para encargar dicho epitafio.

El frío de los vivos y de los muertos

Fuente: guioteca.com
Fuente: guioteca.com

Es posible que este señor le hubiese reprochado a su mujer cierta frialdad sentimental a lo largo de su vida.A lo mejor no se refiere a algo irónico, y su esposa era una de esas mujeres que siempre tienen frío y a las que tocas y siempre están heladas.

También puede ser un montaje, pues a juzgar por las fechas, la pobre Julia falleció con sólo 18 años, así que aunque estuviera casada, no parece que llevase tanto tiempo con su marido como para estar “harto” de su frialdad y dedicarle este irónico epitafio.

De existir en realidad, el buen hombre quiso dejar claro que la frialdad – irónica o literal – iba a ser una característica de su mujer toda su vida y también su muerte.

En contra de su voluntad

Fuente: guioteca.com
Fuente: guioteca.com

Es verdad que a priori parece que nunca estamos preparados para morirnos. Al que más y al que menos, siempre le gustaría vivir un poco más.

Y eso es lo que parece que le ha pasado a Purificación, la mujer fallecida que está bajo este epitafio.

Eso si, a ella o a su marido, no les faltaba sentido del humor.

Más allá del rencor

Fuente: guiteca.com
Fuente: guiteca.com

Este no se trata de un epitafio en el sentido estricto, pero también está relacionado con dejar claros ciertos puntos en un cementerio. Tampoco nos queda claro que la persona que lo haya puesto goce de mucho sentido del humor.

Es cierto que es muy feo robarle a un muerto. En general, las faltas de respeto a nuestros seres queridos nos molestan, y si han fallecido y los echamos de menos, parece que el problema de agrava.

Una experiencia en este sentido parece ser que es la que ha vivido esta familia, sino nadie se explica que han querido poner un mensaje tan directo y tan desproporcionado para los amigos de lo ajeno. Por si acaso, además han elegido un tamaño y tipo de letra muy clara para que no haya ninguna duda.

Billy Wilder

"Soy escritor, nadie es perfecto"
“Soy escritor, nadie es perfecto”

Algunos personajes famosos o célebres también deciden dejar mensajes en su epitafio.

En el del célebre escritor Billy Wilder consta este mensaje “Soy escritor, nadie es perfecto” en el que manifiesta su sentido del humor.

El guionista y director judío pasó muchos años sin que ningún productor quisiera hacer películas con él, pues lo consideraban muy mayor y creían que se podía morir en cualquier momento y dejar el trabajo inconcluso. Desde entonces, vivió 20 años más hasta que falleció a causa de una neumonía.

Esto es todo amigos

Melvin Blanc no podía haber elegido otra frase
Melvin Blanc no podía haber elegido otra frase

Mel Blanc no podía haber elegido una frase mejor para su epitafio.

Melvin Blanc fue el actor de doblaje más conocido de los estudios de animación Warner Bros dobló a más de 400 personajes animados entre ellos Piolín, Bugs Bunny, el Pato Lucas o el cerdito Porky.

Le llamaban “el hombre de las mil voces” y por eso no es de extrañar que quisiera que en su epitafio rece una de sus frases más características: Esto es todo amigos.

De profesión matemático

Allan ha querido dejarle "problemas" al morir a sus familiares y amigos
Allan ha querido dejarle “problemas” al morir a sus familiares y amigos

No sabemos si es gracioso o no. pero al menos es original.

Allan Robinson fue un matemático apasionado de los sudokus, por eso, no se le ocurrió otra idea que dejar en su epitafio un sudoku y una ecuación en la que estaba trabajando para su tesis doctoral.

Desconocemos la dificultad de semejante problema, pero desde luego, que Allan debía tener un buen sentido del humor y quería ser recordado por aquello que tanto le apasionaba, las matemática.

Demasiado tarde

Demasiado tarde para pedir perdón...
Demasiado tarde para pedir perdón…

Pues si, quizás el arrepentimiento y el perdón llegan un poco tarde ¿no?

Lo que está claro es que hay un responsable del fallecimiento de esta señora, a la que ni siquiera han dejado poner su nombre y sus apellidos. Tan sólo este perdón desesperado.

¿Quién será la tal Minga y a qué se dedicará?

El ser marrón

Enigmático epitafio...
Enigmático epitafio…

Hemos de reconocer que este epitafio nos ha desconcertado. ¿Qué quiere decir?

Partimos de la base de que si uno no pone su nombre y apellidos, más la fecha de nacimiento y muerte, pone algo con lo que cree que la gente le puede identificar. En este caso, se trata de su familia… pero ¿a qué se debe ese epitafio? ¿Es así como recordarán a su ser querido?

Claro que para los que tengan sentido del humor, hay muchas suspicacias que podrían justificar semejante ocurrencia ¿no?

Yo para ser feliz quiero una excavadora

Su sueño era probablemente conducir una excavadora
Su sueño era probablemente conducir una excavadora

En el fondo este homenaje es muy bonito. Cada uno tiene algo en el este mundo que le hace un poquito más feliz, y en este caso parece claro ¿no?

Sino ¿a que viene que la familia haya decidido enmarcar una foto de una escavadora junto al nicho de un ser querido? Está claro que era lo que le hacía feliz a este hombre, o bien porque ambicionada una, o bien porque conducía una y le guardaba mucho cariño.

Sea como sea, está bien que las familias traten de respetar las últimas voluntades de los difuntos.