Fibra de carbono

En los últimos tiempos cada vez más voces han pedido que la fibra de carbono se vaya generalizando paulatinamente en los vehículos de producción, con el objetivo de reducir el peso de los coches, cada vez más grandes y pesados. Con el informe que las dos productoras de fibra de carbono más importantes del mundo, esto parece más que improbable.

Una de ellas, Toray Industries, aumentará a partir de este mes el precio de su oro negro entre un 10 y un 20% mientras que Mitsubishi Rayon Co. lo incrementará entre un 20 y un 30%. Traducido a dólares, el precio por tonelada subirá por encima de los 48 dólares a partir de ahora mientras que hasta entonces ha estado a 37 $/t. Visto lo visto, la fibra de carbono seguirá siendo cosa de superdeportivos y aviones, donde está ampliamente extendida debido a su extraordinaria ligereza y resistencia.


Y quizá sea en este último sector de la aviación en el que más repercuta este considerable aumento de precio, ya que son un componente esencial en cualquier tipo de aparato que vuele. En la automoción el impacto será menor aunque también importante; hay que recordar que en la Fórmula 1 se usa con profusión, además de en superdeportivos de altísimo nivel como el Gumpert Apollo o, en un nivel algo más bajo, el reciente IFR Aspid español.

Alcance de la noticia: Internacional
Referencias: Motor Authority
Relacionados en MotorSpain: Espléndidos relojes de fibra de carbono, sólo para unos pocos