Qué es la energía fósil

Qué es la energía fósil. La energía fósil se obtiene de la combustión de ciertas sustancias que se produjeron en el subsuelo a partir de la acumulación de residuos en forma de compuestos de carbono, procedentes de plantas, animales y de seres vivos que vivieron hace millones de años.

El carbono fue el primer tipo de combustible fósil en ser utilizado como energía comercial, después siguieron el petróleo y el gas natural, éste último está compuesto por metano, y corresponde a la fracción ligera de hidrocarburos, lo cuál se encuentra en los yacimientos en forma gaseosa.

El carbono se forma por la descomposición de materia vegetal, cuando se compacta y calienta con el tiempo se transforma en carbón. Es muy abundante en comparación con otros combustibles fósiles.

El petróleo es un líquido oleoso, que se forma por restos marinos depositados en el fondo del mar, y que a través de los años se transforman químicamente debido al calor, presión, etc. Las refinerías e industrias petroquímicas extraen el petróleo para diferentes usos, además de extraer de él propano, butano, gasolina, keroseno, gasóleo, aceites lubricantes, asfaltos, carbón de coque, etc.

La combustión fósil es un recurso no renovable, no se repone con procesos biológicos, en algún momento se acabará y será necesario millones de años de evolución y la descomposición similar para volver a tener energía fósil.

Las ventajas del combustible fósil son:

-fácil de extraer.
-gran disponibilidad y continuidad.
-es barata

Relacionados:

Energías alternativas ¿cuáles son mejores?

Energías no renovables