Peridotita, piedra que absorbe el dióxido de carbono

peridotita1

De acuerdo a un reciente descubrimiento, la peridotita, que es una roca que existe en abundancia en el sudoeste de Asia, más precisamente en Omán, absorbe dióxido de carbono y lo transforma en minerales sólidos. Este sorpresivo hallazgo podría ser una esperanza para frenar el efecto invernadero, del cual es el CO2 el principal responsable.

Peter Kelemen y Juerg Matter, científicos de la Universidad de Columbia en Nueva York y responsables por la investigación, aseguran que es posible reproducir este proceso natural a gran escala y aumentando su velocidad. De esta forma, la peridotita podría digerir el 6,7% de la emisión anual de dióxido de carbono.

Un dato curioso es que haya más peridotita justamente en la región del Golfo Pérsico, donde también están las mayores reservas petrolíferas del planeta. Recordemos que del petróleo se originan los combustibles fósiles, fuentes de CO2.

peridotia

La disposición geográfica de la peridotita puede ser crucial para el éxito de este proyecto: la única manera rentable de absorber el dióxido de carbono sería inyectarlo en los depósitos de esta roca, porque de lo contrario, es decir tener que transportar la piedra hacia las plantas de generación eléctrica del occidente  sería demasiado costoso para hacer viable esta emprendimiento.