Cultivos orgánicos: más sanos y ¡más sabrosos!

Cultivos orgánicos: más sanos y ¡más sabrosos! Si hasta ahora no estabas plenamente convencido de comenzar a beneficiar tanto a tu cuerpo como al medio ambiente con el consumo de productos hortícolas orgánicos, ahora tienes otra excelente razón.

Es que unos científicos de California descubrieron que este tipo de cultivos sabe mucho mejor que el resto, después de estudiar 26 cultivos diferentes de fresas. Entre las plantaciones tradicionales y las ecológicas, las segundas se llevaron todos los premios.

Por primera vez se demostró que el consumo de cultivos ecológicos es lo mejor para nuestro organismo. Las fresas que no recibieron fertilizantes y pesticidas durante su cultivo no sólo son más ricas en vitaminas y antioxidantes, sino que también poseen una mayor cantidad de fenólicos, las sustancias encargadas de otorgarles sabor a las frutas.

Además, las propiedades nutritivas de las fresas orgánicas resisten durante más tiempo que las que son cultivadas tradicionalmente, y el sabor también. Esto fue comprobado por medio de una degustación de los frutos analizados: sin saber qué tipos de fresas estaban probando, los voluntarios eligieron a las ecológicas como las más ricas.

Pero hay un dato importante que aclarar: según el equipo de voluntarios, las fresas ecológicas no son precisamente las de mejor aspecto, así que no te guíes solamente por la vista a la hora de decidir si te llevarás a la mesa alimentos ecológicos. Por varias razones, son la mejor opción a la hora de comer.