Nada mejor que en plena oleada de calor, sumergirnos en el mundo helado bajo nuestros pies. Si vas a la nieve, viajas al polo norte o estas visitando los espectaculares fiordos de Noruega, harás bien en fijarte si encuentras algo importante debajo de toda esa capa de hielo.

Ya hay arqueólogos que se ganan la vida desenterrando antepasados congelados. Toda clase de curiosidad que nadie diría que se conservaban tan bien. Cuando los glaciares grises se derriten debido al calentamiento global puede aparecer de todo. Adelante cosas sorprendentes encontradas bajo muchos metros de hielo.

Mamut lanudo con sangre en las venas

mamut lanudo siberia encontrado

 

Allá por 2013 científicos rusos trasmitieron la noticia de que habían encontrado enterrado en Siberia y en perfecto estado de conservación un Mamut lanudo, de unos 15.000 años de antigüedad. No es nada nuevo, a menudo se encuentran mamuts en el permafrost del islote Maly Liakhovski. Lo que hace a este tesoro diferente es que por primera vez tienen una hembra en buen estado de conservación. Tanto es así que aún tenía sangre en las venas. Sangre congelada que se había mantenido incorrupta al paso del tiempo.

¿Te imaginas como en la película Jurassic Park que devuelven la vida a un dinosaurio gracias al ADN de un mosquito conservado en ámbar? Pero esta vez consiguen que nazca un mamut lanudo. Hoy más que nunca se hace realidad la posibilidad de clonar a este animal prehistórico. Aparte de la sangre, el tejido muscular aún está presente, por lo que los posibles estudios sobre el animal crecen exponencialmente. Y hasta aquí las cosas curiosas encontradas en las profundidades del hielo. La próxima vez que vayas a esos sitios remotos donde el frio aprieta, abre bien los ojos, posiblemente seas testigo de alguna cosa más que escupa el hielo.