Cosas que son muchísimo más grandes de lo que crees

A veces la percepción que tenemos de las cosas nos juega una mala pasada. Quizás es por ello que tenemos que explicar con claridad lo que aquí te vas a encontrar. Son cosas que tú crees que realmente cuentan con un tamaño medio o pequeño, pero es todo lo contrario.

Quizás porque las vemos desde otro punto de vista y sobre todo, porque las vemos muy lejos. Ya que al acercarnos, nos damos cuenta de cómo es la realidad y de la jugada que tenemos ante nosotros. Así que, hoy te dejamos con la gran realidad de todas esas cosas que son más grandes de lo que habías imaginado nunca.

Cadena de un ancla

cosas-cadena-ancla

Algunas veces las habrás visto, pero cierto es que no siempre tan cerca como pensamos. Por eso, hay que mencionar que las cadenas de un ancha son una de esas cosas que parecen más pequeñas. Por lo menos, en nuestra cabeza. Pero no es tal, porque cuenta con una composición de eslabones y de hierro forjado, lo que hace que sea bastante fuerte pero también de un tamaño más que considerable para poder soportar grandes pesos en ella.

Cada 25 metros están unidas con un nuevo eslabón especial. Se dice que un eslabón de una cadena como ésta, que pertenezca a un gran barco, puede llegar a pesar 225 kilos. Lo que ya estamos pensando que se hacen más grandes de lo que imaginábamos. Pero ya no solo de largo, sino que dichos eslabones tampoco se quedan atrás. Son grandes, bastante, por lo que si te pones a su lado, te verás casi diminuto. ¿Sabías que contaba con dicho tamaño?.