El microondas es uno de los electrodomésticos más polémicos que existen, y cuenta con tantos seguidores como detractores. Estos últimos alegan que pueden cambiar las propiedades organolépticas de los alimentos, en comparación al horno convencional, si bien la mayoría de los microondas incluyen grill. Por otro lado, parece aumentar el riesgo de padecer ciertas enfermedades, como el cáncer y resultan peligrosos si se permanece frente a ellos mientras se están usando. Pero lo cierto es que también tienen muchas ventajas y hay cosas increíbles que se pueden hacer con ellos.

En primer lugar, el microondas reduce a una cuarta parte del tiempo, y así, el gasto de energía es menor, por lo que contribuye al cuidado del medioambiente. El recipiente no se calienta en este tipo de horno, solo lo hace la comida. Permite descongelar alimentos y apenas se produce una pérdida de nutrientes en los mismos, si lo comparas con la olla. Es posible cocinar sin aceite y así, los alimentos son más bajos en grasa.

1Secar hierbas en el microondas

Tus propias hierbas secas con ayuda del microondas

Si quieres tener tus propias hierbas aromáticas y especias totalmente caseras, con el microondas puedes hacerlo. Tan solo tienes que introducir las hierbas en un recipiente al que previamente habrás colocado un papel de cocina. En 3 minutos, estarán secas. A continuación has de envolver las hierbas en el papel de cocina y machacarlas. Mételas en un bote de cristal, de esos que se cierran con un tapón de corcho. Pégale una etiqueta y ponle el nombre.

Puedes recoger las diferentes plantas al campo, clasificarlas, limpiarlas bien y listo. Otra opción es plantarlas tú misma en tu propia casa, ya sea en el jardín o bien en unas macetas. La diferencia de aroma y sabor entre estas plantas y las de origen industrial son significativas.

Atrás