Las cosas ilógicas están por todos lados. Miremos hacia dónde miremos, si a la derecha vemos algo que nos parece lógico, quizás a la izquierda no lo sea tanto. Es decir, depende siempre el lugar o cómo miremos para realizarnos las preguntas que no suelen tener respuesta posible, o por lo menos, demasiado concisa.

Es por ello que hemos hecho una selección de todas esas cosas que quizás, se escapan un poco a nuestra memoria. De ahí que tengamos que dar una buena explicación sobre lo que ocurre con ellas. Pues hoy la tendrás, la espera ha terminado por fin. ¿Quieres saber más?

2A los ratones no les gusta el queso

ratones y queso

Quizás también es otra de las cosas ilógicas que nos podemos encontrar, pero con ciertos matices. Es cierto que siempre que vemos alguna película de dibujos animados, los ratones se les pone como amantes del queso. En todas ellas para poder pillarlos, las trampas están con ese ingrediente que devoran sin mirar atrás.

Pero la realidad es que no siempre se trata de algo eficiente. Porque cuando pones queso en un trampa y el animal se acerca, suele echar atrás. ¿Cuál es el motivo? Pues el olor que desprende el queso en sí. Esto ya es suficiente para que le diga no al manjar.