A medida que cumplimos años, hay muchas partes de nuestro cuerpo que van envejeciendo. Los huesos y también los músculos son los que primero suelen darnos la lata. No siempre sabemos cómo actuar ¿es bueno el ejercicio? Pero ¿cuánto ejercicio? Sabemos que tanto el deporte y la dieta saludable son dos de las variables que más influyen en nuestro bienestar y en el de nuestros músculos. Si no queremos sufrir esos molestos calambres en las piernas, aquí te traemos una serie de consejos o trucos para evitarlos.

2Magnesio

Los pistachos son ricos en magnesio

Nuestros músculos necesitan magnesio para moverse y para conservarse en buen estado.

Otra vez recomendamos una dieta saludable para evitar o “retrasar” los problemas musculares como los fastidiosos calambres. También podemos encontrar suplementos alimenticios que contienen magnesio, pero lo mejor es interiorizar una dieta que contenga alimentos ricos en este mineral.

Los mejores, por su riqueza en magnesio son las verduras de hoja verde como las espinacas o las alcachofas. También los frutos secos como las nueces, las avellanas o los pistachos son ricos en magnesio. Además, las legumbres también nos aportarán este mineral de forma natural.