Cómo trazar una curva correctamente es algo que la muchos de nosotros tomamos a la ligera y que en ocasiones, si supiésemos hacerlo correctamente podríamos ahorrarnos muchos sustos o desgracias.

En circuitos la trazada óptima, tal y como puedes ver en cualquier prueba de cualquier campeonato, bien de coches, motos, camiones… consiste en entrar por el exterior, pasar cerca del vértice interior de la curva para salir por el exterior de nuevo.


En carreteras públicas la cosa cambia un poco debido al concepto de carril, debido a esto debemos aplicar esta técnica a nuestro carril sin llegar a sobrepasar las líneas del mismo.

[kml_flashembed movie="http://www.youtube.com/v/9RpM_IuQadg" width="425" height="350" wmode="transparent" /]

La verdad hablamos de no sobrepasar las líneas delimitantes de nuestro carril ya que esto es algo que algunos “pilotos” no tienen en cuenta y que puede ocasionar problemas graves como colisiones, eventos que puedes ver en el video que hay sobre este párrafo.

Por otro lado, el código de circulación está para algo y si nos detuviésemos en recordar sus normas básicas se nos habla muy concretamente de que debemos de circular por nuestro carril y, en caso de que este sea demasiado estrecho o no esté delimitado por líneas lo más a la derecha posible, de esta manera evitaremos percances innecesarios.

[kml_flashembed movie="http://www.youtube.com/v/tgxl7LwocUA" width="425" height="350" wmode="transparent" /]

De esta forma lo más lógico es, aunque seas un buen conductor, prestar toda la atención posible cuando circulemos por carretera, circular lo más a la derecha que podamos permitiendo en la medida de los posible los adelantamientos, cuánto más a la derecha circulemos más hueco dejamos para ese segundo coche, así como, cuando vayamos a adelantar advertir al coche de delante con un par de ráfagas o varios toques de claxon en caso de circular de día.

Aun así, nunca hay que dar por echo de que nos haya visto u oído en nuestra acción de manera que nos vaya a facilitar las cosas con lo que, aún advirtiendo de ciertas maniobras mejor ir con más de mil ojos.