Los tatuajes más alucinantes que puedes ver

Hace cincuenta o sesenta años, sólo llevaban tatuajes los marineros u hombres que habían hecho el servicio militar en la marina o en África. Eran dibujos sencillos, hechos con tinta azul y no mucha traza: un ancla, un corazón atravesado por una flecha, a veces un nombre de mujer… Hoy en día, los tatuajes son muy populares, y algunos, verdaderas obras de arte, con diseños originales y colores variados. En verano, es difícil ir por la calle y no cruzarse con alguien con un tatuaje en alguna zona visible del cuerpo. En la playa, esta moda es todavía más evidente. La difusión de los tatuajes más alucinantes es paralela a la de los piercings y hay estudios sociológicos sobre el significado actual de estas costumbres, que en algunos pueblos se han practicado desde tiempos antiguos.

Existe una normativa que regula estas prácticas y quienes se someten tendrían que firmar por escrito un consentimiento informado que tiene que indicar, entre otras, en que consiste el tatuaje o piercing, qué riesgos y complicaciones comporta, posibles contraindicaciones, qué productos y materiales se usan y qué curas necesita. Pueden ser un punto de entrada de bacterias y virus patógenos. Hepatitis B y C, sida e infecciones han sido descritas como consecuencia de piercings y tatuajes. También reacciones alérgicas a las tintas o al metal de los pendientes. Y pruebas médicas como por ejemplo la resonancia magnética pueden verse afectadas por un piercing o pueden causar pequeñas quemaduras en la piel tatuada. El consentimiento informado es un documento que poca gente debe de leer antes de firmarlo; de lo contrario no creo que se vieran tantos tatuajes y piercings por la calle.

Dicho esto, no se puede negar el atractivo y el tirón que tienen los tatuajes más alucinantes y aquí vamos a revisar algunos de los mejores:

08

Un clásico como el ancla, que recuerda a los primeros y rudos tatuajes marinos, puede ser revisitado y actualizado para tratar de enviar un mensaje similar pero adaptándose a la estética actual. A fin de cuentas, los tatuajes no son sino una manera muy personal de expresar las preferencias y inquietudes de cada cual, claro que no siempre se quiere o se debe dar rienda suelta a todos estos sentimientos si no se trata del momento más apropiado.

Por lo general, el ancla simboliza la capacidad que tiene esta herramienta para permanecer atada al suelo, al presente, a una situación o a una persona. Pero en ese diseño podemos disfrutar de una variación de la combinación de colores habitual (ancla negra) y los efectos que rodean a la imagen propiamente dicha maximizan el componente del agua. Sin duda, una auténtica maravilla para loas personas que crecen y viven cerca del mar y sienten una verdadera pasión al respecto.

Comentarios
¡Síguenos en Facebook!