Los tatuajes más alucinantes que puedes ver

Hace cincuenta o sesenta años, sólo llevaban tatuajes los marineros u hombres que habían hecho el servicio militar en la marina o en África. Eran dibujos sencillos, hechos con tinta azul y no mucha traza: un ancla, un corazón atravesado por una flecha, a veces un nombre de mujer… Hoy en día, los tatuajes son muy populares, y algunos, verdaderas obras de arte, con diseños originales y colores variados. En verano, es difícil ir por la calle y no cruzarse con alguien con un tatuaje en alguna zona visible del cuerpo. En la playa, esta moda es todavía más evidente. La difusión de los tatuajes más alucinantes es paralela a la de los piercings y hay estudios sociológicos sobre el significado actual de estas costumbres, que en algunos pueblos se han practicado desde tiempos antiguos.

Existe una normativa que regula estas prácticas y quienes se someten tendrían que firmar por escrito un consentimiento informado que tiene que indicar, entre otras, en que consiste el tatuaje o piercing, qué riesgos y complicaciones comporta, posibles contraindicaciones, qué productos y materiales se usan y qué curas necesita. Pueden ser un punto de entrada de bacterias y virus patógenos. Hepatitis B y C, sida e infecciones han sido descritas como consecuencia de piercings y tatuajes. También reacciones alérgicas a las tintas o al metal de los pendientes. Y pruebas médicas como por ejemplo la resonancia magnética pueden verse afectadas por un piercing o pueden causar pequeñas quemaduras en la piel tatuada. El consentimiento informado es un documento que poca gente debe de leer antes de firmarlo; de lo contrario no creo que se vieran tantos tatuajes y piercings por la calle.

Dicho esto, no se puede negar el atractivo y el tirón que tienen los tatuajes más alucinantes y aquí vamos a revisar algunos de los mejores:

02

Las arañas son uno de los típicos animales que provocan opiniones muy polarizadas. Las personas que las temen suelen tener cierta aprensión hacia un animal que, en teoría, no tiene por qué ser peligroso. Sin embargo, hay otra gente que aprecia y admira por sus características tan singulares.

La picadura de una araña gigante puede ser tan dolorosa como el trance que se debe pasar al hacerse un tatuaje, de manera que es el perfecto souvenir de una visita al tatuador, claro que normalmente los souvenirs son mucho más discretos.

Comentarios de Facebook

Deja un comentario

¡Síguenos en Facebook!