Juana Francés, biografía de la artista española

Juana_Frances_en_su_taller

Juana Concepción Francés nació en Alicante en 1926, y murió en Madrid en 1990. Estudió música y se formó en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando de Madrid. Más tarde recibió una beca del gobierno francés por lo que se fue a París, donde terminó su aprendizaje.

En 1956 conoció al escultor Pablo Serrano, con quien se casó tiempo después. Éste, 20 años mayor que ella, ya contaba con una sólida proyección artística, que adquirió durante los años que estuvo en Latinoamérica. Entre 1957 y 1959 formó parte del grupo El Paso, junto a Feito, Saura y Millares. Expuso tanto en Europa como en América.

Estuvo presente en colectivas internacionales, como: en la Bienal de Venecia (en 1954), en la exposición Befare Picasso, aüer Miró en el Solomon R. Guggenheim Museum de Nueva York (en 1960), en el Palais de Beaux-Arts de Bruselas (en 1961) y en la Tate Gallery de Londres en la exposición ModernSpanish Painting (en 1962).

N8_1958

N8, 1958

Su primera etapa fue figurativa, influida por el expresionismo alemán. Luego, el estudio de nuevos materiales, una de las cosas que más le interesaban, hizo que su pintura evolucionara hacia el informalismo. Ya en 1956 comenzó a experimentar con la abstracción; y a partir de 1957, tras la fundación de El Paso, inició una etapa adscrita al “informalismo matérico”.

A partir de 1961 comenzó a incorporar materiales de desecho, como fragmentos de cocina, ladrillo, vidrio, piedras o conchas. Además, en esa década su pintura pasó a centrarse en paisajes.

Sin_titulo_1957(2)

Sin título, 1957

Con la serie El hombre y la ciudad desapareció el informalismo. A partir de los 80 volvió a la abstracción, con referencias a paisajes, fondos submarinos, cometas, etc. En definitiva, la artista se acercó, de forma cíclica, tanto a la abstracción como a la figuración, entendiendo ambos conceptos de manera complementaria.

Desde sus inicios realizó una exploración incansable, por lo que trató diferentes lenguajes, usó diversos materiales y se vinculó a divergentes géneros. Por ejemplo, los aspectos que más le interesaron fueron: la figuración, la abstracción, la materia, el color, el paisaje y el ser humano.

A su muerte, la artista decidió dejar su legado al Ayuntamiento de Alicante que, entre sus fondos, posee la Colección Juana Francés.

Ella quiso que toda su obra fuera dividida en cuatro partes y que formara parte de los fondos patrimoniales de cuatro ciudades españolas con las que tuvo una fuerte relación sentimental: Zaragoza, Madrid, Valencia y Alicante.

La colección legada a esta última ciudad está constituida por 73 piezas, entre pintura, obra gráfica e instalaciones; que van desde sus primeras obras figurativas de 1950-1955 hasta su muerte en 1990.

Algunas obras suyas:

  • Mujer con dos niños (1952)
  • Figura de hombre (1952)
  • Pozo Blanco (1962)
  • Homenaje a Juan Gris (1963)
  • Incomunicado (1966)
  • Serie Estructuras (hasta 1979)
  • Paisaje submarino (1980)
  • Serie Cometa (1989)
  • Desnudo de mujer
  • Pareja con niño