Se acercan las Navidades para bien o para mal. Para bien porque nos hallamos inmersos en una fiesta continua, a la que hay que unirle los festivos que no se trabajan y los millones regalos que recibiremos y debemos hacer nosotros también, (esto nos hace mucha gracia hasta que haces recuento después de la emoción inicial navideña y verificas que has dejado la cuenta pelada que la cabeza de un calvo, que me perdonen esos señores) y para mal porque no se hace otra casi más que comer y beber desmesuradamente. Tenemos que ser conscientes de que no hay que devorar todo lo que nos ponga por delante y ni servirnos plato desmesurados.

No debemos sucumbir a los placeres mundanos del comer si queremos lucir una figura de escándalo en las fiestas que se avecinan. Mantengamos la calma y no perdamos el control de lo que ingerimos, es necesario encontrar un término medio que nos satisfaga pero sin sobrepasarnos y erradicar ciertos alimentos que nos nos hacen bien. Si ya es tarde para ti y asoman eso kilitos de más, te proponemos un plan rápido y eficaz para perder peso en menos de 48 horas. ¿Te apuntas a la dieta express?


Fuera carbohidratos
Post 2 Imagen 2 Carbohidratos
Los carbohidratos están muy indicados para todos aquellos y exclusivamente interesados en aumentar masa muscular y practicantes de deportes de alta intensidad, es decir, para todo el que se pasa las horas en un gimnasio exhalando, para hacer notoria su estimada fuerza con cada levantamiento de pesa, un grito de gorila tipo King Kong y que después se pasea por la calle con la ropa muy ajustada y que no para de mirarte para que te regodees con su imagen, o eso creen ellos al menos.

La eliminación de carbohidratos beneficiará, en igual medida a celíacos, por lo que el beneficio se extiende a más población que suma otro tipo de intolerancias a tener, también en cuenta. Esta eliminación de carbohidratos favorecerá, en igual medida a celíacos, por lo que el beneficio se extiende a más población que suma otro tipo de intolerancias a tener, también en cuenta. A eliminar los azúcares y almidones, respetando la tan apreciada fibra.