Doña Letizia se ha ganado el cariño pero también el odio a partes iguales. Porque la que veíamos de manera habitual ante las cámaras parece que se ha convertido en otra persona, con el paso del tiempo. Claro que en todos estos años también nos ha dado ciertas lecciones de estilo.

Aunque no todas ellas han convencido al pueblo. De ahí que tenemos que hablar de una serie de motivos por los que Doña Letizia es un tanto más odiada que querida. Hoy descubrirás todos esos momentos que nos ha dado qué pensar y también bastante de qué hablar. ¿Estás preparado para ellos?.

Sus modales

Doña Letizia-desplantes

En general, es lo que venimos comentando. Es que los modales de Doña Letizia no siempre son los correctos para ser quien es en nuestro país. Por lo menos son muchos los que la critican por este motivo. Un motivo bastante fuerte, ya que se supone que tiene que ser cercana y afable.

Pero ella saca su carácter sin importar dónde se encuentre. Por ello, ya hemos visto algunos desplantes hacia su marido o hacia su suegra. Parece que fue esta la que realmente medió para que su hijo se casara con el amor de su vida, pero no siempre salen las cosas como nos gustaría.