10 claves para encontrar un buen follamigo

Los tiempos cambian, y con ellos, los términos de las relaciones. Ahora somos más directos, y lo que antes se llamaba “amigos con derecho a roce”, ahora se llama directamente “tener un [email protected]”. Puede parecer un poco burdo, pero el término oficial de la RAE, el de “amigovio”, se nos queda un poco corto. En cualquier caso, ¿cuáles son las claves para encontrar un buen follamigo y que el asunto triunfe? Aquí te lo contamos.

Sin rodeos

Cuando se trata de buscar un compañero de cama, hay que tener las cosas claras, e ir siempre directamente. Porque como empecemos dando rodeos, lo más probable es que al final haya confusión. Puede que la persona que tenías en tu punto de mira, no estaba preparada para pasar a la acción directamente, o puede que no sea del tipo de persona que puede afrontar de verdad una relación física sin compromiso.

Así que en cuanto veas que hay ciertas posibilidades, deja claro qué es lo que quieres. Puede que él o ella esté abierto a tu propuesta, o es posible que no esté de acuerdo, pero en cualquier caso, habrás dejado las cosas claras y no habrás perdido el tiempo. En estos casos, lo mejor es ser sincero, para no hacer daño a la otra persona.

Y si tienes a cambio una negativa, no hay que tomárselo a mal, sino que hay que comprender que hay personas que no están dispuestas a tener ese tipo de relación, o que simplemente prefieren tener una relación tradicional. Cada persona tiene un estilo de vida, y el respeto mutuo es la clave para llevarse bien con todas ellas.