Hot Yoga: El truco sensual de las celebrities para quemar calorías

Las celebrities se esfuerzan por estar siempre lo mejor posible y sus rutinas de entrenamiento pueden llegar a ser una fuente de inspiración para aquellos que tienen más pereza a la hora de hacer deporte. Si te gusta sumarte a las últimas tendencias deportivas, ahora lo que más de moda está entre los famosos es el hot yoga o Bikram yoga.

Celebridades como Lady Gaga, Jessica Alba o Eva Longoria lo practican a menudo y es que este ejercicio no sólo les ayuda a mantenerse en forma, sino que además es una buena opción para quienes están buscando quemar calorías.

hot yoga

Cada clase dura una hora y media y a lo largo de la misma se llevan a cabo una secuencia de 26 posturas de manera estática en combinación con dos ejercicios de respiración. La principal diferencia con respecto a una clase de yoga tradicional es que aquí se potencia el sudor para quemar calorías y eliminar toxinas. Toda la clase se desarrolla a una temperatura de 42º C y con una humedad del 40%.

El principal beneficio del hot yoga es que ayuda a estirar los músculos, favoreciendo su oxigenación y mejorando la circulación, lo que favorece la eliminación de toxinas y la pérdida de peso.

Esta práctica deportiva también tiene un aspecto negativo y es que el calor vuelve los músculos más blandos y nos hace creernos que tenemos más flexibilidad de la que en realidad tenemos, lo que puede dar lugar a lesiones.

Aunque parece una novedad, lo cierto es que el hot yoga fue creado por Bikram Choudhury en los años ’70 del siglo pasado, e incluso el presidente Nixon llegó a practicarlo para tratar la trombosis que sufría en una de sus piernas.

Esta práctica deportiva ha seguido evolucionando y a raíz de ella han surgido otras versiones de hot yoga. Una de ellas es el flow hot yoga, muy similar al anterior pero en el que se añade cierto dinamismo a la hora de practicar las posturas, para incrementar el trabajo cardiovascular.

Lo que se consigue es una mayor definición de la musculatura al trabajar con el propio peso del cuerpo. Aquí la temperatura es algo más baja, 38º C, pero la humedad sigue siendo la misma.

El Hatha hot es una versión del yoga en la que se aprovechan las altas temperaturas, pero que sin embargo tiene un enfoque más espiritual y lo que busca realmente es la relajación del cuerpo y la mente. Se practica a una temperatura de 35 º C.

Otra de las versiones derivadas del hot yoga es el yin yoga, que busca fortalecer y proteger las articulaciones, lo que mejora la movilidad y la flexibilidad, una buena opción para complementarla con otros deportes. Se practica a 25º C y con una humedad de un 30%.

Comentarios de Facebook

Deja un comentario

¡Síguenos en Facebook!