Si eres de los que piensa que lo sabe todo acerca de la película La princesa prometida, déjame que te baje de esa nube. Y es que aunque presumas de haberla visto decenas de veces, hay mucho que estoy segura que desconoces. 

Pero por eso estoy hoy aquí, para mostrarte cosas que a día de hoy no sabías. Incluso, puede que con el paso de los años, te hayas olvidado de algunas de ellas. Pero aquí te tengo una lista de lo más completa acerca de La princesa prometida.

2Nervios y problemas con el vestuario

problemas-vestuario

El mayor problema en la filmación de la película La princesa prometida era el propio autor de la novela, William Goldman. No dejó de estar nervioso por todo el trabajo que suponía esta producción, la cual fue dirigida por Rob Reiner. 

Este le invitó al set para que pudiera ver cómo iba el funcionamiento, pero Goldman arruinó algunas tomas. Y es que la escena en la que el vestido de La princesa prometida ardía fue terrorífica. 

Él mismo fue quien escribió la escena, y aun sabiendo que el vestido de Buttercup era ignífugo, gritó durante su rodaje, lo que estropeo algunas tomas de esta. Y es que el fuego era real, y sus nervios estaban demasiado a flor de piel como para soportarlo.